Bélgica acusa a un detenido de participar en los atentados de Paris

Mantendrá por cuarto día nivel máximo de alerta

Encuentran un cinturón de explosivos como el de los atentados al sur de París

En total son cuatro los sospechosos acusados en Bélgica de haber participado en los atentados

internacional

| 23.11.2015 - Actualizado: 20:49 h
REDACCIÓN

Bruselas mantendrá este martes el nivel máximo de alerta por amenaza terrorista, por cuarto día consecutivo y acusó a uno de los detenidos el domingo de terrorismo, mientras que otras 17 personas han sido liberadas tras ser interrogadas, anunció hoy la Fiscalía Federal. El acusado que permanece detenido se le considera autor material de los atentados de París.

Una juez de instrucción belga acusó hoy a otro sospechoso, detenido anoche en el operativo antiterrorista, de haber participado en actividades de un grupo terrorista y en un ataque terrorista, el de París, informó hoy la Fiscalía federal de Bélgica.

De esta manera, son en total cuatro los sospechosos acusados en Bélgica de haber participado en los atentados en la capital francesa, que causaron el 13 de noviembre 130 muertos y más de 300 heridos.

Las otras 15 personas que fueron detenidas anoche en los 19 registros en viviendas efectuados en la región de Bruselas y en Charleroi, al sur de la capital, han sido puestas en libertad.

El domingo se llevaron a cabo redadas, entre otros lugares en los distritos bruselenses de Molenbeek, Anderlecht, Jette, Schaerbeek, Woluwe-Saint-Lambert y Forest, así como otras tres en la ciudad de Charleroi.

Las unidades especiales de la Policía belga efectuaron además este lunes siete registros en la región de Bruselas y en Lieja, en el este de Bélgica, en los que fueron detenidas cinco personas.

Estas cinco personas fueron interrogadas por la juez y dos de ellas han sido puestas en libertad.

La investigación prosigue para los otros tres sospechosos de terrorismo, indicó la Fiscalía federal.

La juez decidirá el martes si les mantiene detenidas o por contrario las deja en libertad.

Bruselas mantendrá mañana el nivel máximo de alerta por amenaza terrorista, por cuarto día consecutivo, según anunció hoy el primer ministro belga, Charles Michel.

Para el resto de Bélgica se aplicará el nivel 3, de amenaza "posible y probable", indicó Michel.

Las unidades especiales de la Policía belga efectuaron siete registros en viviendas de la región de Bruselas y en Lieja, en el este de Bélgica, en los que se ha detenido a cinco personas, informó hoy la Fiscalía federal.

ENCUENTRAN UN CINTURON DE EXPLOSIVOS COMO EL DE LOS ATENTADOS AL SUR DE PARIS

Un cinturón de explosivos similar a los utilizados en los atentados de París del pasado día 13 ha sido encontrado en una papelera de la ciudad de Montrouge, al sur de París, anunció hoy "France Info".

Las fuerzas del orden establecieron un cordón de seguridad en torno al punto en el que fue localizado ese dispositivo en la calle Chopin, señaló la emisora de radio.

El cinturón llevaba una carga en la parte delantera, la que va junto al vientre, y otra en la trasera, la que va en la espalda.

Los agentes de la Policía Judicial y de la Policía Científica que se desplazaron a Montrouge debían establecer si esas cargas se podían activar, es decir, si representaban un peligro.

A falta de esas y otras verificaciones sobre su posible relación con los ataques, las primeras observaciones apuntaban a que es de un modelo igual al utilizado por los terroristas suicidas que actuaron hace diez días en París.

Montrouge es uno de los escenarios de la investigación de los ataques porque el teléfono móvil de Salah Abdeslam -el hombre más buscado por su implicación en los atentados- fue localizado allí en un momento de la noche del día 13.

Abdeslam fue recogido en Barbès, un barrio del norte de París, por dos conocidos que lo llevaron ya de madrugada a Bruselas. Los dos se encuentran detenidos en Bélgica y han contado a la policía que el presunto yihadista también había llevado un cinturón de explosivos.

La noche de los atentados tres terroristas se hicieron saltar por los aires con cinturones de explosivos -en los que se habían añadido tuercas para causar más daño- en las afueras del Estadio de Francia donde se disputaba el partido amistoso Francia-Alemania.

También utilizaron esos dispositivos para darse muerte los tres miembros del comando que actuaron en la sala de conciertos Bataclan, donde mataron a 89 personas e hirieron a más de 200.

Brahim Abdeslam -hermano de Salah-, que estaba en el comando que tiroteó varias terrazas de bares y restaurantes al este de la plaza de la República de París, también llevaba un cinturón de explosivos que activó para suicidarse.