Barroso rechaza abrir el debate sucesorio en el FMI, pero advierte de que habrá candidatos europeos

internacional

| 17.05.2011 - 13:54 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El presidente de la Comisión Europea, Jose Manuel Durao Barroso, rechaza abrir por el momento el debate sucesorio en el Fondo Monetario Internacional (FMI) tras la detención del actual secretario general, Dominique Strass-Khan, acusado de abuso sexual, aunque ha advertido de que la UE presentará candidatos cuando se abra el proceso.

"Cuándo se plantee la cuestión de la sucesión, Europea podría identificar candidatos adecuados, pero esto es una cuestión puramente hipotética en estos momentos", ha explicado en rueda de prensa la portavoz de Barroso, Pía Ahrenkelde.

Barroso rechaza "especular" sobre la sucesión del socialista francés porque considera que es una cuestión que "no está hoy sobre la mesa". Ahrenkelde ha asegurado que no ha querido decir si Barroso comparte, como el primer ministro luxemburgués y presidente de la Eurozona, Jean-Claude Juncker, que abrir la sucesión de Strauss-Khan es "indecente".

En cualquier caso, el jefe del Ejecutivo comunitario ha subrayado "la importancia para Europa" de mantener la representación en el Fondo Monetario Internacional teniendo en cuenta que la UE es "el mayor contribuyente" al organismo internacional.

Su portavoz ha dado por hecho que los europeos presentarán candidato al cargo si finalmente se despeja la marcha de Strauss-Khan.

La canciller alemana, Angela Merkel, ha dicho que el nuevo director gerente del FMI debe ser un europeo.

Algunos medios europeos ya empiezan a especular con la posibilidad de que la actual ministra de Economía francesa, Cristine Lagarde, o el ex primer ministro británico Gordon Brown, puedan presentarse para el puesto.

A su llegada a la reunión del Ecofin, en Bruselas la ministra española de economía, Elena Salgado ha señalado que la dimisión de Strauss-Khan es una cuestión que debe resolver él mismo.

Así, la vicepresidenta económica del Gobierno ha dicho que las acusaciones contra el director gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), detenido en Nueva York por una presunta agresión sexual, son de una "extraordinaria gravedad" y ha expresado su solidaridad con la víctima.

Salgado ha eludido no obstante pronunciarse sobre si Strauss-Kahn debería abandonar su cargo. "Esa es una decisión que en primer lugar corresponde al señor Strauss-Kahn pero los delitos de los que se le acusa son unos delitos muy graves, se han formalizado", ha señalado en declaraciones a la entrada de la reunión de ministros de Economía de la UE.

"Vamos a dejar que actúe la justicia, pero en todo caso, insisto, los delitos son de una extraordinaria gravedad y la solidaridad, la mía en particular, en primer lugar está con la mujer que ha sufrido una agresión si efectivamente ha sido así", ha resaltado Salgado.

La vicepresidenta económica se declaró convencida este lunes de que la detención de Strauss-Kahn no afectará a los rescates de Grecia, Portugal e Irlanda porque, aunque se trata de una figura "muy importante en el contexto internacional" con una "personalidad fuerte", los trabajos de este organismo "siguen en marcha".