Ban Ki-moon traslada a Felipe VI su pésame por el soldado muerto en Líbano

internacional

| 30.01.2015 - 15:12 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, trasladó al Rey Felipe VI su pésame por la muerte de un soldado español en el sur del Líbano, en una reunión que ambos mantuvieron durante la 24 asamblea ordinaria de la Unión Africana (UA), inaugurada hoy en Adis Abeba.

Durante su entrevista, la primera bilateral de las que hoy celebrará el jefe del Estado español en Etiopía, abordaron la muerte del militar Francisco Javier Soria Toledo, que formaba parte de la Fuerza Provisional de las Naciones Unidas en el Líbano, al parecer durante un ataque de Ejército israelí contra Hizbulá.

Ban Ki-moon agradeció al monarca el compromiso de España con las misiones internacionales de la ONU y la labor que llevan a cabo sus soldados, y destacó el papel de España en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, al que se acaba de incorporar como miembro no permanente.

Por su parte, Felipe VI, según fuentes oficiales españolas, le expresó el compromiso de España por aumentar su presencia en el continente africano, así como de promover la paz, los derechos humanos y el progreso en el seno de la ONU.

El jefe de Estado español también garantizó a Ban Ki-moon que España seguirá trabajando en favor del proceso de paz en Oriente Medio.

El secretario general de la ONU fue uno de los oradores que intervinieron ante los mandatarios congregados por esta organización panafricana durante la ceremonia de inauguración de su asamblea, que fue seguida con interés por el jefe del Estado español, invitado a la cumbre por el primer ministro etíope, Hailemariam Desalegn.

Felipe VI se entrevistó después con la presidenta de la Comisión de la UA, la sudafricana Nkosazana Dlamini-Zuma.

Durante la tarde tiene previsto hacerlo con el presidente de Egipto, Abdelfatah al Sisi, muy pendiente desde Etiopía de los ataques de anoche contra fuerzas de seguridad egipcias en el Sinaí, que causaron más de 30 muertos y 69 heridos.

También figuran en la agenda del Rey Felipe VI otras citas con el nuevo presidente de Túnez, Beyi Caid Essebsi; el de Sudáfrica, Jacob Zuma, y el dirigente mauritano que hasta ahora ha ocupado la presidencia de turno de la UA.

Antes de la cena en la que el Rey pronunciará su único discurso de su visita a Etiopía en una intensa jornada de trabajo de poco más de 15 horas, el monarca recibirá en la embajada de España en Adis Abeba a casi 150 representantes de la colonia española en la capital etíope, conformada principalmente por religiosos, cooperantes y funcionarios.

Su presencia en Etiopía es significativa porque se trata de su primer viaje a este país, de la primera visita de su reinado al África subsahariana y también de la primera ocasión en que un jefe del Estado español asiste a una cumbre de la UA, ya que anteriormente lo hicieron jefes de Gobierno como José Luis Rodríguez Zapatero y, el año pasado, Mariano Rajoy.

El Gobierno español valora especialmente esta invitación al foro económico político más importante, heredero de la UEA y anteriormente de la OUA, otras entidades promotoras de la unión política del continente africano.

Sus países apoyaron mayoritariamente la candidatura de España a ocupar un puesto no permanente en el Consejo de Seguridad de la ONU, y eso es algo que Felipe VI quiere hoy agradecer.

Tras haber intervenido el año pasado ante la Asamblea General de Naciones Unidas y en la última Cumbre Iberoamericana celebrada en Veracruz (México), la de hoy es la tercera gran cita internacional de su reinado.

Para España, África es un continente de creciente interés, que ya no se ve solamente como destino de ayuda al desarrollo, dado que ya está asomando su potencial de crecimiento económico.

Preocupada por muchos retos en el ámbito de la seguridad, la salud, el medio ambiente o la lucha contra la pobreza, la Cumbre de la UA se ha convocado bajo el frontispicio de la declaración de 2015 como "Año del Empoderamiento y Desarrollo de las Mujeres hacia la Agenda Africana 2063", un proyecto que busca el rumbo a seguir para transformar las economías del continente en las próximas décadas.