Austria envía el ejército a su frontera para ayudar los controles policiales

Alemania pone controles en su frontera con Austria para evitar una entrada masiva de inmigrantes

Austria restaura los controles fronterizos ante masiva llegada de refugiados

Hungría envía a los refugiados directamente a la frontera con Austria

internacional

| 14.09.2015 - 10:05 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Austria ha decidido enviar al ejército a la frontera con Hungría para ayudar a la policía en los controles fronterizos, ante la llegada masiva de refugiados de Oriente Medio. El canciller federal austríaco, Werner Faymann, destacó hoy ante la prensa en Viena que la misión de las fuerzas de seguridad, que comenzará en las próximas dos horas, será controlar a los refugiados pero también ofrecer ayuda humanitaria en caso de necesidad.

Unos 2.200 efectivos serán enviados a la zona cerca de la frontera para controlar a los refugiados y garantizar una entrada "ordenada" de las personas, agregó el vicecanciller austríaco Reinhold Mitterlehner. "Desordenado y de forma permanente, así no podemos seguir", aseveró Mitterlehner en referencia a la entrada de decenas de miles de refugiados procedentes de Hungría en los últimos diez días.

La situación en Austria y Alemania "ya no está bajo pleno control", advirtió el vicejefe de Gobierno austríaco. "Por eso, debemos hacer algo, para no sobrecargar nuestras estructuras de ayuda y tampoco a la población local", agregó Mitterlehner, al destacar que los controles anunciados hoy se producen en el marco de las posibilidades legales del acuerdo de libre circulación en la Unión Europea (Schengen)

Las cúpulas de los Gobierno de Austria y Alemania tienen previsto reunirse mañana para analizar la situación de los refugiados.La enorme mayoría de los refugiados de Oriente Medio quieren quedarse en Alemania, donde se esperan recibir asilo.Alemania introdujo anoche controles en su frontera con Austria y suspendió temporalmente el tránsito de trenes. "Los alemanes no han cerrado la frontera. Lo que existen son controles de frontera. Se trata de una señal de Alemania y Austria de que no podemos solucionar solos el problema del asilo.Necesitamos solidaridad europea", aseguró Faymann.

"Es necesario repartir a los refugiados dentro de la UE, pero gestionar este tema en detrimento de las personas que han huido y que han perdido todo", dijo el canciller. Asimismo, destacó que por el momento la normativa europea de Dublín, que prevé que los refugiados se queden en el país al que entraron en la UE, "sigue en vigor aunque no funciona bien". "También Hungría debe cumplir la leyes. Nosotros queremos terminar con Dublín y obtener una regla mejor", concluyó Faymann. Hungría, como país de entrada, debería registrar a los refugiados, lo que no sucede en la mayoría de los casos.

AUSTRIA RESTAURA LOS CONTROLES FRONTERIZOS ANTE MASIVA LLEGADA DE REFUGIADOS

La ministra austríaca del Interior, Johanna Mikl-Leitner, afirmó que su país reintroducirá en "pocas horas" y temporalmente los controles fronterizos, ante la masiva llegada de refugiados. La ministra, a su llegada al consejo de ministros de Interior de la UE, dijo que agradecía a su gobierno "que se haya puesto de acuerdo para aprobar el plan de asistencia (del Ejército) y actuar en consonancia" con Alemania, "para poder comenzar con los controles fronterizos temporales".

Mikl-Leitner explicó que Austria "está en estos momentos en curso de informar a la Comisión Europea (CE)" de su decisión de reintroducir controles en las fronteras, tal y como ha hecho Alemania, y señaló que los responsables austríacos están trabajando en todos los detalles para comenzar con la medida. "Sí, vamos a proceder como Alemania. En el marco del código Schengen se permiten controles fronterizos temporales y esos son los que vamos a introducir, es decir, directamente en la frontera", indicó la titular austríaca.

La ministra austríaca no quiso revelar si los controles se llevarán a cabo en solo un punto o en más pasos con otros países fronterizos, pero sí confirmó que empezarán "directamente en la frontera con Hungría.

Mikl-Leitner tampoco pudo concretar qué duración tendrían los controles temporales y señaló únicamente que se trata de hacer los controles "en los próximos días". Explicó que hoy conversará con su homólogo húngaro porque desde Hungría llegan "miles" de refugiados a Austria, que en este momento se cifran en unos 18.000.

CERRADA LA PRINCIPAL AUTOVÍA QUE UNE AUSTRIA CON HUNGRÍA

Paralelamente, la principal autovía que une Austria con Hungría ha quedado cortada en la frontera, en ambas direcciones, según ha informado la operadora de carreteras ASFINAG. Esta carretera es la que han utilizado miles de inmigrantes y solicitantes de asilo en su camino hacia Alemania.

"El motivo es el flujo de inmigrantes que espera la Policía", señala ASFINAG en un comunicado en el que señala que el corte es por un periodo indefinido. ASFINAG ha señalado que el corte se ha realizado en el sentido Hungría-Austria, mientras que en el otro sentido la orden de corte procede de Hungría.

HUNGRÍA ENVÍA A LOS REFUGIADOS DIRECTAMENTE A LA FRONTERA CON AUSTRIA

Mientras, las autoridades húngaras embarcan sin registro previo a la oleada de refugiados que llegan desde Serbia en dirección a la frontera con Austria, según indicaron hoy a Efe fuentes de ACNUR. Un miembro de la Agencia de la ONU para los refugiados (ACNUR), que solicitó el anonimato, confirmó a Efe que los refugiados que llegan al paso fronterizo de Röszke ya no son trasladados a centros de acogida para su registro, sino que parten directamente a la frontera austríaca.

Ese extremo fue ratificado por varios voluntarios de otras organizaciones, aunque Hungría no ha confirmado oficialmente esos traslados.

Según la agencia estatal de noticias MTI, los autobuses llevan a los refugiados a la cercana estación de trenes de Röszke, desde donde parten hacia la frontera austríaca. "Por aquí, a 500 metros hay unos autobuses que os llevarán a Austria. No os van a tomar huellas dactilares", apremiaba a los cientos de refugiados que llegaban una voluntaria que declinó dar su nombre.

Hoy se espera en la frontera húngara con Serbia una afluencia récord de refugiados, con estimaciones de algunos medios húngaros de hasta 25.000 personas, ante la entrada mañana de una dura legislación que impone penas de cárcel por entrar en el país de forma ilegal. Los refugiados, la mayoría de Siria, Irak y Afganistán, entran en Hungría por el paso fronterizo de Röszke, donde el Gobierno se apresura a cerrar el único hueco abierto aún en la alambrada erigida mientras eleva una segunda valla más alta que espera tener finalizada este mes.

Fuentes policiales austríacas anunciaron que el domingo llegaron al país más de 16.600 refugiados, en medio de la incertidumbre sobre si podrán alcanzar Alemania, como quieren en su mayoría, después de que ese país volviera ayer a establecer controles en su frontera.

Según fuentes policiales, en el paso fronterizo de Nickelsdorf, en el oriental estado federado austríaco de Burgenland, en las 24 horas del domingo llegaron desde Hungría 10.256 personas, informó la agencia austríaca APA.

La llegada récord de refugiados se produce además cuando Alemania, el destino preferido de la mayoría de los refugiados, ha modificado su política de puertas abiertas y ha restablecido los controles fronterizos, dejando en suspenso los acuerdos de Schengen que garantizan la libre circulación en territorio comunitario.