Aumenta a nueve el número de muertos por el derrumbe de tres edificios en Río

Todavía hay entre quince y veinte desaparecidos, aunque las cifras han variado constantemente

(archivo)

internacional

| 27.01.2012 - 16:38 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Los equipos de rescate encontraron hoy cinco cadáveres entre los escombros de los tres edificios que se desplomaron el miércoles en el centro de Río de Janeiro, con lo que ascienden a nueve los muertos y queda una veintena de desaparecidos.

Los bomberos han confirmado hasta el momento la recuperación de los cadáveres de cinco mujeres y tres hombres, mientras que no se ha divulgado el sexo ni ningún otro dato de la otra víctima encontrada hasta ahora.

Diferentes autoridades han dicho que todavía hay entre quince y veinte desaparecidos, aunque las cifras han variado constantemente conforme alguna persona notifica la desaparición de un familiar.

Portavoces del Cuerpo de Bomberos explicaron que esperan encontrar a la mayoría de víctimas juntas, pues se sabe que un grupo de trabajadores de una misma empresa estaba asistiendo a una clase de informática en el momento del accidente, sobre las 20.30 (22.30 GMT) del miércoles pasado.

Hasta ahora se han retirado 22 toneladas de escombros de los tres edificios, uno de veinte plantas, otro de diez y el tercero de cinco pisos, que se hundieron en la céntrica calle Treze de Maio, situada a un costado del Teatro Municipal, en la zona de la Plaza Cinelandia.

El gobernador del estado de Río de Janeiro, Sergio Cabral, decretó tres días de luto oficial en la región a partir de hoy.

El derrumbe afectó a un grupo de inmuebles de oficinas en el centro histórico de Río de Janeiro, a pocos metros del Teatro Municipal, un edificio centenario que se inspiró en el de la àpera de París.

El Teatro Municipal, un patrimonio de la ciudad, fue restaurado en 2009 con motivo de su centenario y, según sus administradores, no sufrió daños con el desplome de las edificaciones vecinas.

La zona del siniestro es muy transitada en el horario laboral, por lo que la tragedia "podía haber tenido dimensiones mucho más graves" si hubiese ocurrido un par de horas antes, según el gobernador.

Las autoridades sospechan que el accidente pudo haber sido causado por un fallo estructural en el edificio más alto, cuyo desplome afectó a los otros dos, aunque todavía no hay un informe oficial sobre las causas de la tragedia.