Atacado un convoy en el que viajaba Bachar al Asad, según medios árabes

El Gobierno sirio desmiente el ataque contra el presidente Al Asad

Bachar al Asad

internacional

| 08.08.2013 - 07:29 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La brigada rebelde "Tahrir al Sham" (Liberación del Levante), que aseguró haber atacado hoy el convoy del presidente sirio, Bachar Al Asad, afirmó que sabía el lugar dónde iba a estar el mandatario con antelación. En su página de Facebook, los insurgentes muestran un vínculo de la Coordinadora de la Revolución Siria en el barrio damasceno de Muhayirin, donde anoche revelaban que había preparativos de seguridad intensos en los alrededores de la mezquita de Anás bin Malek, horas antes de que se produjera el ataque.

Al Asad participó hoy al alba en ese templo junto a otros fieles en el rezo del Eid al Fitr, festividad que marca el fin del mes de ayuno del Ramadán, según imágenes difundidas por la televisión siria. Los opositores adelantaban horas antes del amanecer en la página de la Coordinadora que había preparativos en la mezquita de Anas bin Malek, próxima al palacio presidencial y a 600 metros de la céntrica plaza de los Omeyas, para la oración.

"Es posible que la mezquita a la que vaya a rezar (Al Asad) esté cerca de la Anas bin Malek", apuntaban los insurgentes, que anoche señalaban que las calles de los alrededores habían sido cerradas y que las fuerzas del orden habían sacado los vehículos aparcados en la zona. El general de la brigada "Tahrir al Sham" Firas al Bitar indica en el sitio de internet lo que reveló hoy a la cadena de televisión Al Arabiya. "Hemos atacado el convoy de Bachar al Asad con 17 proyectiles de mortero con un calibre 120 mm", precisó.

Al Bitar explicó en Facebook que uno de los rebeldes vio que el convoy del jefe de Estado fue alcanzado cerca del hotel Meridien, próximo a la céntrica plaza de los Omeyas, aunque desconocían si había víctimas. Por su parte, otro grupo de combatientes, la brigada del Islam, afirmó en las redes sociales que ellos también colaboraron en este ataque.

En una breve nota, en su sitio de internet, la facción insurgente dijo que "el convoy de Bachar al Asad fue alcanzado cerca de la mezquita de Anas bin Malek en el barrio de Al Malki por proyectiles de muyahidines (guerreros santos) de la brigada del Islam". Los rebeldes han colgado en Youtube un vídeo, que aseguran que fue grabado en el momento del ataque, en el que se ven las azoteas de varios edificios, entre las que sale una humareda procedente de la calle.

EL GOBIERNO SIRIO DESMIENTE EL ATAQUE CONTRA EL PRESIDENTE AL ASAD

El ministro sirio de Información, Omran Zubi, por su parte, desmintió que el convoy del presidente Bachar al Asad haya sido atacado, tal y como han asegurado algunas televisiones árabes."Lo que han informado Al Arabiya y Al Yazira es completamente falso y son mentiras. Sueñan con una noticia así", dijo Zubi en un comunicado.

La cadena emiratí Al Arabiya, que citó como fuente a un general rebelde, indicó que 17 proyectiles de mortero fueron lanzados contra el convoy del mandatario, mientras que el canal catarí apuntó que hubo un bombardeo en las proximidades de la residencia presidencial.