Ascienden a cuatro los muertos por las graves inundaciones en la Toscana

internacional

| 13.11.2012 - 21:58 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

La muerte de tres trabajadores cuyo vehículo cayó a un río al derrumbarse un puente por las inundaciones provocadas por las intensas lluvias que están sacudiendo en los últimos días el centro de Italia ha elevado a cuatro el número de víctimas por el temporal, según informan los medios italianos.

Este lunes había fallecido un hombre de 73 años cuyo coche había sido arrastrado por un torrente de agua en Capalbio, mientras que los equipos de emergencia han localizado los cadáveres de tres trabajadores cuyo coche cayó ayer por la tarde a un río en la zona de Grosseto, en la región de Toscana.

Las últimas tres víctimas, dos hombres y una mujer, trabajaban para la compañía eléctrica Enel y su coche cayó al agua del río Albegna al desmoronarse un puente en la localidad de Marsiliana. Los bomberos los tienen localizados pero aún no se ha podido proceder a recuperar sus cuerpos, según 'Il Corriere della Sera'.

Por otra parte, sigue grave la mujer de 73 años que ayer se vio arrastada por una gran ola de agua cuando se encontraba en su coche en Orbetello.

Además, según la agencia ADN Kronos, hay tres personas desaparecidas en la zona de Albinia, si bien estas podrían encontrarse en algunas de las zonas rurales que han quedado aisladas sin electricidad y con las que ha quedado interrumpida toda comunicación.

Esta localidad es la que se encuentra en una situación más desesperada ya que buena parte de sus calles han quedado inundadas y sus habitantes han tenido que buscar refugio en las plantas superiores de los edificios, de donde están siendo rescatadas con helicópteros y lanchas.

Se espera que para hoy mejore la situación ya que durante la noche se ha conseguido romper el aislamiento de la localidad restableciendo el tráfico en algunas carreteras provinciales, lo que permitirá la llegada de una columna de ayuda organizada por la región de Toscana y en la que participarán voluntarios y efectivos militares.

El principal temor se centra ahora en la ciudad de Grosseto ante la crecida del río Ombrone y la continuación de las lluvias. Por ello, el centro de coordinación de emergencias local ya ha elaborado un plan de intervención para actuar en caso de inundación. Además, en esta ciudad hay 2.300 personas sin luz.

El gobernador de Toscana, Enrico Rossi, ha reconocido que la región no tiene los medios para afrontar estas nuevas inundaciones y pidió ayer el envío del Ejército. "He pedido un encuentro con (el primer ministro Mario) Monti", explicó en Roma, donde se entrevistó también con los máximos responsables de Protección Civil.