Arranca la lucha por la Presidencia en Ucrania

La UE dispuesta a dar ayuda económica a Ucrania si el Gobierno es inclusivo

Yanukóvich es todavía el legítimo presidente de Ucrania, según un diputado ruso

internacional

| 25.02.2014 - 09:31 h
REDACCIÓN
Más sobre: UcraniaSuscrbeteSuscríbete

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80%
No
20%

La lucha por el poder en Ucrania arrancó hoy con la carrera presidencial, mientras el Gobierno provisional pidió a la Corte Penal Internacional (CPI) que procese al depuesto presidente, Víktor Yanukóvich, por crímenes contra la Humanidad.

"Me presentaré al cargo de Presidente de Ucrania, ya que estoy firmemente convencido de que en Ucrania hay que cambiar las reglas de juego. Debe haber justicia. Estoy seguro de que esto es posible", anunció Vitali Klitschkó, uno de los líderes de las protestas antigubernamentales.

El líder del partido UDAR (Golpe), que colgó recientemente los guantes cuando era campeón del mundo de boxeo en la categoría de pesos pesados, es considerado el opositor con más gancho electoral y además cuenta con el apoyo de Alemania, donde residió durante muchos años.

La campaña para las elecciones presidenciales del próximo 25 de mayo comienza con la incógnita de si la ex primera ministra, Yulia Timoshenko, en libertad desde el sábado pasado, también concurrirá a los comicios.

De momento, Timoshenko ha decidido aceptar la invitación de la canciller alemana, Angela Merkel, y viajar a Alemania para someterse a tratamiento de la hernia discal que padece desde hace dos años.

"Al ver que no había un gran interés en su discurso (en el Maidán), decidió pasar a un segundo plano. Espero que después de una pausa, que terminará después de las presidenciales, Timoshenko regrese a la política activa", comentó el politólogo Taras Chornovil.

En su opinión, Timoshenko necesita tiempo para asumir las demandas del Maidán, que son diferentes a las de la Revolución Naranja que ella misma protagonizó en 2004, por lo que no participará en las presidenciales, aunque otros expertos consideran que la pausa será breve y sí presentará su candidatura.

Por otra parte, las consultas para la formación del Gobierno de Unidad Nacional se han estancado, lo que ha obligado al presidente interino, Alexandr Turchínov, a aplazar la votación en la Rada Suprema (Parlamento) hasta el jueves.

"El jueves tendremos nuevo Gobierno. No se pueden tomar decisiones precipitadas. Hay que consultar con el pueblo", dijo a Efe el nacionalista Oleg Tiagnibok, líder del partido Svoboda (Libertad), tras la sesión parlamentaria.

El líder del principal partido del país, Batkivschina (Patria), Arseni Yatseniuk, se perfila como el gran favorito a asumir el cargo de primer ministro.

"Insto a las fuerzas políticas democráticas a no comerciar con cargos. El Gobierno será legítimo no cuando sea votado en el Parlamento, sino cuando reciba el respaldo de la gente que estuvo en el Maidán", dijo.

Yatseniuk, que abogó por integrar también en el Ejecutivo a los líderes de las protestas, destacó la importancia de que el Ejecutivo se forme con urgencia, pero "no entre bambalinas", sino de manera transparente.

Por si hubiera alguna duda sobre la fuerza de la calle en Kiev, el Maidán emitió un comunicado en el que plantea las condiciones que debe cumplir cada candidato a un puesto en el Gobierno, entre las que figura el no haber ostentado ningún cargo desde 2010 cuando Yanukóvich asumió el poder.

Tampoco pueden aspirar a entrar en el Ejecutivo aquellos que estén en la lista de los cien hombres más ricos del país y no deben haber estado involucrados en violaciones de los derechos humanos ni en casos de corrupción.

"Verificaremos que todos los candidatos cumplan con estos requisitos. Cada uno de los miembros del Gobierno ha de contar con la aprobación del Maidán", afirma la declaración del Kolo (círculo) del Maidán.

Los representantes de las protestas defiende asimismo que los miembros del Gobierno deben ser "reconocidos profesionales de impecable reputación y no funcionarios de partido".

Los ultranacionalistas ucranianos se atribuyen todo el mérito de la victoria en la revolución que acabó con el régimen de Víktor Yanukóvich y advierten a la clase política ucraniana de que tendrá que contar con ellos en la nueva Ucrania.

"Sector de Derechas ha jugado un papel fundamental en la revolución. Sólo en nuestro destacamento, dos de los nuestros han desaparecido en los enfrentamientos, y lo mismo pasa en otros grupos. Dicen que los antidisturbios escondieron los cuerpos de los muertos que se quedaban en su territorio", dijo a Efe Ígor, uno de los líderes de esta organización.

Principal fuerza de choque de los manifestantes en los enfrentamientos de la semana pasada en Kiev, Sector de Derechas es una organización que aglutina a varios grupos de ultraderechas, incluidos seguidores ultras de equipos de fútbol.

Todavía se contaban los muertos en los disturbios cuando el aún presidente Yanukóvich y los tres líderes de la oposición en el Parlamento firmaron el 21 de febrero un acuerdo de paz que contemplaba la creación de un Gobierno de unidad nacional, sin vencedores ni vencidos.

RUSIA NO RECONOCE AL GOBIERNO

Por otra parte, el cesado presidente de Ucrania, Víktor Yanukóvich, es el legítimo jefe de Estado, aseguró hoy Leonid Slutski, presidente del comité para Asuntos de la Comunidad de Estados Independientes de la Duma o Cámara de diputados de Rusia.

"Consideramos que Yanukóvich sigue siendo el legítimo presidente de Ucrania", dijo Slutski, citado por la agencia oficial rusa RIA-Nóvosti, durante una visita a Simferópol, capital de la península ucraniana de Crimea, de mayoría rusoparlante.

El diputado recordó que Yanukóvich nunca llegó a firmar la ley para la restitución de la Constitución promulgada durante la Revolución Naranja de 2004, por lo que "todas las decisiones aprobadas por la Rada Suprema (Parlamento) suscitan grandes dudas".

Además, subrayó que la postura de Rusia consiste en llamar a los líderes de la oposición, ahora en el poder, que cumplan con el acuerdo suscrito con Yanukóvich el 21 de febrero con los representantes de la Unión Europea y el Kremlin como testigos.

"Pero no creo que seamos escuchados", reconoció.

Precisamente, en Crimea, concretamente en el puerto de Sebastópol, que acoge una base naval rusa, decenas de miles de personas se congregan diariamente con banderas rusas para protestar contra las nuevas autoridades proeuropeas en Kiev.

Por ese motivo, el ministro del Interior, Arsen Avákov, viajó el lunes a Crimea, que entró a formar parte de la república soviética de Ucrania en 1954, para calmar los ánimos entre la población rusoparlante.

LA DIPLOMACIA EUROPEA APOYA A UCRANIA

La buena noticia para Ucrania es que la jefa de la diplomacia europea, Catherine Ashton, aseguró hoy en Kiev que Bruselas estudia la posibilidad de conceder al país créditos a corto y largo plazo en colaboración con el Fondo Monetario Internacional.

En este sentido, el vicepresidente de la Comisión Europea y responsable de Asuntos Económicos y Monetarios, Olli Rehn, afirmó hoy que la Unión Europea (UE) está "dispuesta" a ofrecer ayuda macroeconómica a Ucrania junto al Fondo Monetario Internacional (FMI) si el país logra formar un Gobierno "inclusivo".

"La situación en Ucrania es muy frágil y la prioridad debe ser ayudar a estabilizar el país política y económicamente", indicó Rehn en una conferencia de prensa, cuestionado por la ayuda que la UE podría ofrecer a Kiev.