Alemania reduce las expectativas de la cumbre de la UE mientras Geithner presiona para un acuerdo

internacional

| 07.12.2011 - 14:02 h
REDACCIÓN

Estados Unidos quiere a toda costa que Europa alcance una solución sobre sus crisis de deuda. El secretario del Tesoro de EEUU, Timothy Geithner, de gira por Europa, se muestra confiado.Tras reunirse con el ministro francés de Economía ha pedido a la UE que se dote de los fondos suficientes para evitar el contagio de la crisis que atenaza al euro. El Gobierno alemán, sin embargo sale a la paso y reduce las expectativas sobre la próxima cumbre de la UE.

El Secretario de Estado del Tesoro, Timothy Geithner asegura que "estamos animados por las reformas económicas que ha emprendido Europa para aumentar el crecimiento económico y construir una Unión fiscal más compacta".

Por su parte, el ministro francés de economía, Francois Baroin, subraya que "tenemos las mismas preocupaciones y confianza en que esta crisis financiera termine, así como en encontrar las vías para unir nuestros esfuerzos y que haya una recuperación de la actividad y creación de empleo".

Geithner almorzará a mediodía con Nicolás Sarzoky en París. Estados Unidos está de acuerdo con el borrador elaborado por Francia y Alemania que prevé sanciones automáticas para los países que superen el 3% de déficit,mayor papel del Tribunal de Justicia Europeo sobre los presupuestos nacionales y el rechazo a los eurobonos.Una hoja de ruta que se debatirá en el Consejo Europeo del viernes en Bruselas. Una cita en la que Europa se enfrenta a la que puede ser su ñultima oportunidad para alcanzar una solución definitiva.

ALEMANIA REDUCE LAS EXPECTATIVAS

El Gobierno alemán redujo hoy las expectativas de la cumbre de la UE del próximo viernes, clave para el futuro del euro, porque según fuentes del ejecutivo, "hay actores que todavía no han comprendido la gravedad de la situación".

Fuentes del Gobierno alemán subrayaron que no habrá margen para posibles soluciones intermedias y que y hay tres puntos de la propuesta franco-alemana que se consideran prácticamente innegociables. En primer lugar, se pretende que los techos nacionales al déficit se conviertan en derecho europeo y que el cumplimiento de los mismos sea supervisado por la Comisión.

Además, se plantea que en caso de violación del criterio del déficit, la Comisión Europea imponga sanciones automáticas y que los países afectados deban aprobar un programa de ajuste vinculante.

"No se trata de un deseo alemán, se trata de que la eurozona tiene que recuperar su credibilidad", dijo un alto funcionario del Gobierno, que también rechazó posibles compromisos encaminados a aceptar los eurobonos a cambio de modificaciones en los tratados europeos.

PROTESTAS EN GRECIA E ITALIA ANTE LOS NUEVOS PLANES DE AJUSTE

El Parlamento griego anoche dió el visto bueno a los Presupuestos del 2012. Lucas Papadimos aseguró que "el esfuerzo nacional no acaba en 2012. Durará muchos años" dijo anoche tras defender un texto que prevé recortar 5.000 millones de euros en salarios públicos, pensiones y educación.

El Jefe de de la Federación de Pensiones Públicas, Dimos Koumouris por el contrario mostraba su oposición a estos planes: "Estamos completamente en contra. No debemos nada. Nadie nos ha prestado nada. Hemos trabajado con dignidad."

En Italia, el duro plan de ajuste ha provocado que los sindicatos mayoritarios hayan convocado tres horas de huelga el próximo 12 de diciembre. Protestas contra la reforma de las pensiones y contra un plan de austeridad que desde hoy sube las gasolina 12 céntimos el litro para evitar la quiebra del país.