Alemania pide a los acreedores privados una moratoria para la deuda griega

Angela Merkel (REGIERUNGonline/Kugler)

internacional

| 08.06.2011 - 12:47 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El ministro de Finanzas alemán, Wolfgang Schäuble, considera que una nueva serie de ayudas a Grecia debe incluir una moratoria de siete años a los acreedores privados para que de esa manera haya un equilibrio entre la aportación de los contribuyentes y la de los bancos.

"Toda ayuda adicional a Grecia debe tener un reparto justo de las cargas entre los contribuyentes y los inversores privados", dice Schäuble en una carta a sus colegas europeos que hoy publica en parte el diario "Frankfurter Allgemeine".

La prolongación de los plazos para los títulos de deuda soberana le daría, según el minsitro, tiempo a Grecia para adelantar sus reformas.

El logro de la moratoria, así como nuevas medidas de ajuste por parte del gobierno griego, podrían facilitar la aprobación en el Parlamento alemán de una nueva ayuda.

Schäuble insiste desde hace meses en la necesidad de que implicar a los acreedores privados en el rescate griego con el argumento de que es la única forma de que la ayuda sea aceptada por la población.

En Alemania, desde el comienzo de la crisis de la deuda, ha habido una gran reticencia popular al rescate lo que llevó a que el gobierno de Angela Merkel tardase en aceptar la primera ayuda.

Schäuble hará el viernes una declaración de gobierno ante el Parlamento sobre la crisis de la deuda en Grecia y en otros países europeos

La agencia de calificación de riesgo Moody's considera que una ampliación del plazo de vencimiento de los bonos griegos implicaría un impago.

"Es difícil imaginar que algo así se haga voluntariamente", dijo el responsable de Moody's para la calificación de riesgo de deuda soberana, Bart Oosterveld, en declaraciones que publica hoy el "Frankfurter Allgemeine".