Alemania espera recibir este año medio millón de refugiados

Angela Merkel

internacional

| 16.02.2016 - 17:48 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El Gobierno alemán estima que este año llegarán al país medio millón de solicitantes de asilo, después de los casi 1,1 millones que entraron en 2015, según informaciones que publica el diario Rheinische Post.

Según este medio, que cita fuentes de la Oficina Federal para la Migración y los Refugiados (BAMF), el ministro de Interior, Thomas de Maizière, ha comunicado al departamento encargado de tramitar las solicitudes que deben contar con que este año llegarán 500.000 refugiados, una cifra que se presenta como orientativa.

Ni el Gobierno de la canciller alemana, Angela Merkel, ni la BAMF han hecho públicas oficialmente las previsiones que barajan, después de que el año pasado todas las proyecciones saltaran por los aires al final de verano, con oleadas de solicitantes de asilo recorriendo el camino desde el sur de Europa en dirección a Alemania.

"En estos momentos no es posible ni útil fijar un pronóstico serio para el año 2016", manifestó un portavoz del Ministerio de Interior, quien señaló que no se ha trasladado ninguna indicación a la BAMF.

En la misma línea, fuentes de esta oficina subrayaron la imposibilidad de hacer previsiones "serias" y apuntaron que la cifra de 500.000 sí se ha barajado, pero relacionada con los nuevos expedientes de refugiados que la oficina tendría capacidad de tramitar este año, a los que se añadirían los cientos de miles en espera.

El director de la BAMF hizo balance de la gestión de su departamento hace diez días en Berlín y alertó de que hay un tapón de entre 670.000 y 770.000 casos pendientes de resolución en el país. Esa cifra incluye a entre 300.000 y 400.000 refugiados que han entrado en Alemania y que se estima que todavía ni han presentado formalmente su solicitud de asilo por el colapso administrativo o por motivos personales.

Ante esta situación, y a pesar de las críticas internas, la canciller mantiene su apuesta por una solución europea para la crisis, con la mirada puesta en la cumbre de jefes de Estado y de Gobierno que se celebra esta semana en Bruselas.

En declaraciones a la cadena de televisión n-tv, el ministro alemán de Asuntos Exteriores, Frank-Walter Steinmeier, no se mostró demasiado optimista ante esa reunión del Consejo Europeo. "No tenemos otra alternativa que tratar de convencer y seguir defendiendo la necesidad de una reparto europeo de las cargas", afirmó.

Según datos facilitados por la Comisión Europea el pasado 10 de febrero, sólo 497 personas han sido reubicadas del total de 160.000 demandantes de asilo que se acordó que fueran redistribuidos desde Grecia a Italia entre los socios europeos en el plazo de dos años.

Merkel tiene previsto reunirse antes del Consejo con un grupo de socios dispuestos ofrecer a Turquía la acogida de contingentes de refugiados, una vez que ese país se muestre capaz de frenar la salida de inmigrantes ilegales desde sus costas hacia Europa.