Al Sisi se atribuye la victoria en las presidenciales con un 93% de los votos

El presidente egipcio ve las elecciones como un "éxito" que conduce a democracia

Los Hermanos Musulmanes dicen que un 90% de egipcios boicoteó las elecciones

El exjefe del Ejército Abdelfatah al Sisi

internacional

| 29.05.2014 - 15:06 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

La campaña del candidato Abdelfatah al Sisi anunció que el exjefe del Ejército ganó las elecciones presidenciales con un 93% de los sufragios, mientras que su rival Hamdin Sabahi cosechó un 2,9% y el resto fueron votos nulos.

Al Sisi fue votado por 23.461.513 de egipcios, del total de 25.233.494 que acudieron a las urnas entre los pasados lunes y miércoles, lo que sitúa la participación en el 46,8%, según los datos no oficiales difundidos por la campaña.

Sabahi -fundador de la izquierdista Corriente Popular- obtuvo 736.268 sufragios, un cifra inferior a la de votos nulos, que superó el millón, lo que corresponde a un 4%. La campaña también ofreció cifras sin contar los votos inválidos, que arrojan una victoria de cerca del 97% para Al Sisi.

El exministro de Defensa se hizo con el triunfo en las 27 provincias de Egipto, obteniendo el mayor porcentaje en la de Menufiya, con un 98,6%. La participación, de confirmarse el 46%, sería inferior a la registrada en la segunda vuelta de las presidenciales de 2012, cuando superó el 50%.

Pese a ello, los Hermanos Musulmanes aseguraron que un 90% de los egipcios boicoteó las elecciones presidenciales celebradas los últimos tres días, aunque las cifras no oficiales difundidas hasta ahora sitúan la participación en un 46%. Tras abanderar la abstención por considerar los comicios ilegítimos, los Hermanos Musulmanes señalaron en un comunicado que estos datos de boicot suponen "una bofetada para el golpe militar y un signo de la caída inminente de los golpistas".

Sin embargo, en número de votantes, Al Sisi habría superado con creces al entonces ganador y ahora depuesto Mohamed Mursi, que fue elegido por poco más de 13 millones de personas. Las cifras más bajas de participación se registraron en las provincias de Marsa Matruh y Al Fayum, con 28,3 y 30,39% respectivamente, y las más altas en Manufiya y Daqahliya, con un 62 y 61%.

La Comisión Suprema Electoral amplió un día la votación para favorecer una mayor participación, importante para mostrar el apoyo real con el que cuenta Al Sisi. Un miembro de la Comisión, el juez Tarek Shebl, señaló al diario estatal Al Ahram que al alrededor de 25 millones de personas de los 54 millones con derecho a voto acudieron a las urnas.

Shebl también explicó que se espera que los resultados oficiales sean anunciados el próximo domingo o lunes. Los datos electorales difundidos por Al Ahram coinciden con los de la campaña de Al Sisi, al que otorgan la victoria con el 96% de los votos, sin contar los nulos.

EL PRESIDENTE MANSUR DICE QUE LAS ELECCIONES FUERON UN EXITO QUE CONDUCE A LA DEMOCRACIA

El presidente interino de Egipto, Adli Mansur, aseguró que las elecciones presidenciales de los últimos tres días fueron "pacíficas, respetables y libres de irregularidades serias", por lo que conducen a "un futuro democrático". En un comunicado, Mansur señaló que "el pueblo egipcio ha hecho historia de nuevo y ha dado un ejemplo" con estas presidenciales, en las que el exjefe del Ejército Abdelfatah al Sisi logró una victoria aplastante.

El mandatario destacó también el "exitoso término" del segundo paso de la "hoja de ruta", trazada por los militares tras la destitución del islamista Mohamed Mursi, que incluía la enmienda de la Constitución y la celebración de elecciones presidenciales y parlamentarias.

En la nota, Mansur no hace alusión a la victoria de Al Sisi, que según los datos no oficiales difundidos hasta ahora obtuvo entre el 93 y el 96% de los votos, dependiendo de si las fuentes cuentan los nulos o no.

Mansur sí alude a los datos de que 25 millones de egipcios, de los 54 convocados a las urnas, votaron en los comicios, lo que interpreta como un "compromiso en la lucha por la libertad y por determinar quién va a dirigir la nación en un momento crítico como el actual".

Por su parte, el primer ministro, Ibrahim Mehleb, destacó que las elecciones presidenciales fueron un ejemplo y expresaron la voluntad del pueblo. "La realidad habla por sí sola, el pueblo egipcio derrotó la derrota y superó todos los desafíos que afrontaba, por lo que construirá su patria", subrayó Mehleb, según las declaraciones difundidas por la agencia oficial Mena.

El mufti Shauqi Alam, máxima autoridad religiosa del país, expresó asimismo su "agradecimiento al gran pueblo egipcio por el "éxito de los comicios y su conclusión de manera civilizada".