Al Qaeda podría atentar en Occidente para demostrar que aún es fuerte

El riesgo de amenaza de un nuevo atentado es "muy serio"

internacional

| 21.01.2015 - 18:20 h
REDACCIÓN

La red terrorista Al Qaeda podría llevar a cabo un atentado en Occidente para demostrar que "aún es fuerte" y sigue en primera línea del terrorismo yihadista frente al creciente protagonismo del Estado Islámico (EI), dijeron fuentes europeas.

Esas fuentes indicaron que el riesgo de amenaza de un nuevo atentado es "muy serio" y más complejo que el que existía tras los atentados del 11 de septiembre de 2001 en Estados Unidos, cuando esos actos eran responsabilidad de una "organización estructurada".

En la actualidad la amenaza procede "de distintas fuentes", empezando por aquellos europeos que, sin vínculos a ninguna organización, se radicalizan en la Unión Europea (UE), muchos de ellos en las prisiones, y que no viajan a luchar a otros países, precisaron.

'COMBATIENTES EXTYRANJEROS'

Otro peligro lo representan los llamados combatientes extranjeros, europeos que se suman a las filas yihadistas en países en conflicto como Irak y Siria y que regresan a la UE radicalizados. En la actualidad, según dijo recientemente el director de la Oficina Europea de Policía (Europol), Rob Wainwright, entre 3.000 y 5.000 ciudadanos de la Unión han realizado ese tipo de viajes.

En tercer lugar, el riesgo de un acto terrorista deriva de "la competencia entre Al Qaeda y el Estado Islámico", organizaciones se diferencian en muchos aspectos, incluido su estructura y presupuesto, pero comparten objetivos similares. "Hay razones para estar vigilante y preocuparse", señalaron las fuentes.

Para responder a la situación, especialmente después de los atentados ocurridos en París y Bruselas en el último año, la UE debería en primer lugar crear una definición común de "combatiente extranjero". Las fuentes consideran que esa definición facilitaría la persecución de los delitos y resolvería las actuales lagunas, fruto de la existencia de 28 legislaciones diferentes.

Además, añadieron, esa definición podría servir de modelo a terceros países. En la lucha contra el terrorismo, los Veintiocho tienen como prioridad de momento "aplicar con celeridad la legislación ya existente" y reflexionar sobre las medidas para prevenir la radicalización o evitar que internet sea utilizado para difundir propaganda extremista.

Las fuentes recordaron la importancia de contar con el apoyo de la sociedad en el ámbito de la lucha contra el terrorismo y se refirieron en particular al caso de España, donde buena parte del éxito en el combate contra ETA, consideraron, se ha debido a que "la sociedad española ha estado detrás".

Añadieron que, aparte de las medidas ya acordadas a nivel comunitario, sería interesante trabajar en otras nuevas, como la modificación del sistema Schengen, en el que se basa la libre circulación de personas en Europa, y, en particular, mencionaron la importancia de reforzar los controles de las fronteras exteriores.

Por otra parte, apoyaron la idea de retirar el pasaporte o documento de identidad a los presuntos yihadistas, algo que, señalaron, haría más fácil incriminar a las personas que se desplazan para combatir en los países en conflicto.

En los últimos días distintos países europeos han anunciado iniciativas para afrontar la amenaza yihadista, que incluyen un mayor control de las comunicaciones, la retirada de los documentos de identidad o la penalización del yihadismo en internet.