Al menos tres muertos por un tiroteo en la ciudad californiana de Fresno

Kori Ali Muhammad, sospechoso del tiroteo

internacional

| 19.04.2017 - 13:42 h

La Encuesta de Telemadrid

¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
Si
63.3%
No
36.7%

Al menos tres personas murieron hoy tras ser tiroteadas por un individuo, que finalmente fue detenido, en la ciudad californiana de Fresno, unos 300 kilómetros al sureste de San Francisco, informaron medios locales. De acuerdo con los primeros informes de las autoridades, que por el momento no han calificado el suceso como un acto terrorista, un hombre abrió fuego y recargó su arma en varias ocasiones mientras caminaba poco antes de las once de la mañana por el centro de Fresno, una ciudad en la que viven medio millón de personas.

El sospechoso del tiroteo fue detenido tras dejar víctimas mortales en tres lugares diferentes. Uno de los muertos era un pasajero de un camión, la segunda víctima se encontraba en el cruce de las calles Fulton y Nevada, y la tercera persona fallecida estaba en los alrededores de una oficina de la organización Catholic Charities y perdió la vida tras ser traslada al hospital.

El jefe de Policía de Fresno, Jerry Dyer, aseguró que el detenido es un hombre de 39 años llamado Kori Ali Muhammad, que está también relacionado con la muerte de un guardia de seguridad de un motel el pasado jueves. "Fue un acto aleatorio de violencia", añadió el oficial, que expuso que en el transcurso de un minuto se dispararon 16 tiros.

Las autoridades explicaron que Muhammad se entregó a las fuerzas de seguridad mientras gritaba "Allahu Akhbar" ("Alá es grande"), pero Dyer dijo que es demasiado pronto para determinar si se trata o no de un caso de terrorismo. Además, Dyer subrayó que en el asesinato del motel el pasado jueves, que fue captado por las cámaras de vigilancia, Muhammad no hizo ninguna afirmación similar en ese sentido.

EL TIROTEO FUE UN CRIMEN RACIAL, SEGÚN LA POLICÍA

Lo hizo motivado por un odio racial contra los blancos, según indicó el jefe de la Policía local, Jerry Dyer. "No creemos que se trate de un acto terrorista. Esto está únicamente fundado en la raza", manifestó a periodistas Dyer.

Una de sus víctimas era un pasajero de un camión de 34 años y los otros dos transeúntes de 37 y 58, todos ellos blancos.