Al menos ocho manifestantes muertos en choques con la Policía en Egipto

Disturbios en Egipto.

internacional

| 24.01.2014 - Actualizado: 21:30 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Al menos ocho personas han muerto y otras 59 resultaron heridas en enfrentamientos con la Policía egipcia durante manifestaciones de los Hermanos Musulmanes en diferentes ciudades del país, informó el Ministerio egipcio de Sanidad en un comunicado.

Cuatro de los fallecidos perdieron la vida en la ciudad de Beni Suef (sur), dos en Fayum (sur), uno en Minia, también en el sur del país, y otro en Damieta (norte), añadió la nota.

En estas ciudades también se produjeron heridos, además de en El Cairo y su vecina Guiza, Alejandría (norte), Sharqiya (norte), Bahira (en el delta del Nilo) e Ismailiya (noreste).

Los Hermanos Musulmanes elevan la cifra de muertos a nueve, dos de los cuales perdieron la vida en Bahira, otros dos en Guiza, uno más en Alejandría y otro en Damieta.

La Cofradía informó además de que el fallecido en Alejandría perdió la vida durante el funeral del estudiante que murió ayer en choques entre seguidores y detractores del expresidente islamista Mohamed Mursi en la universidad de la ciudad portuaria.

Las diferentes manifestaciones se saldaron con un total de 27 detenidos, todos simpatizantes de los Hermanos Musulmanes, que están acusados de colocar artefactos explosivos en las carreteras e incitar a la violencia contra la Policía y las Fuerzas Armadas, informó en un comunicado el portavoz del Ministerio de Defensa, Ahmed Mohamed Ali.

Los enfrentamientos entre los manifestantes islamistas y la Policía egipcia vuelven a surgir en un día en el que se produjeron cuatro explosiones en El Cairo, que causaron al menos seis muertos y casi un centenar de heridos.

Y todo ello a menos de 24 horas de que se celebre el tercer aniversario de la revolución egipcia del 25 de enero, que derrocó en 2011 al entonces presidente del país Hosni Mubarak (1981-2011).

Las autoridades egipcias han puesto en marcha un plan de emergencias y de seguridad, a la espera de una participación masiva en la celebración.