El presidente Piñera confirma que ya son 83 las víctimas en la cárcel de San Miguel

Se produjo tras un incendio desatado por motín en la cárcel

internacional

| 08.12.2010 - 13:25 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El presidente de Chile, Sebastián Piñera, confirmó hoy que ya son 83 los muertos a causa del incendio desatado tras un motín en la cárcel de San Miguel, que calificó de "tremenda y dolorosa tragedia".

"No podemos seguir viviendo con un sistema carcelario, que es absolutamente inhumano", señaló el mandatario en la puerta de la Posta Central de Santiago, uno de los centros hospitalarios adonde fueron trasladados algunos de los 14 heridos graves en el incendio.

"La cifra (de víctimas) podría aumentar, porque hay heridos de gravedad. Esperamos que esto no ocurra, pero no podemos garantizar que el número de muertos no aumente", explicó Piñera, quien señaló que se están investigando las causas de este accidente.

Las dos nuevas víctimas mortales eran reos que sufrieron graves heridas y que habían sido internadas en el hospital Barros Lucos, sumándose a los 81 que murieron en la propia cárcel de San Miguel durante el incendio.

La riña, según fuentes oficiales, se inició a las 05.30 de la madrugada (08.30 GMT), cuando los reclusos comenzaron a quemar los colchones en la Torre 5 de la prisión , lo que provocó un incendio de grandes proporciones.

El mandatario chileno se solidarizó con los familiares que perdieron sus vidas y también con los heridos.

"Pero lo más importante después de enfrentar esta emergencia es preocuparnos de darle sepultura a los muertos y ayuda a los heridos. Esto demuestra que la situación penitenciaria en nuestro país no resiste más", añadió el presidente acompañado de varios ministros y senadores.

El mandatario aseguró que la situación (carcelaria) es un problema que se arrastra desde hace mucho tiempo e insistió en el concepto de que es un tema "heredado del pasado", apuntando a los anteriores gobiernos de la Concertación.

En esta línea, señaló que se trata de una "tragedia que nos debe ayudar a corregir el rumbo", para efectuar las mejoras necesarias en el sistema

carcelario como las anunciadas hace unas semanas en la Penitenciaría de Santiago.

"Tenemos que darnos cuenta que el sistema carcelario chileno no es digno de un país que trate en forma civilizada a su gente", enfatizó.

Afirmó que la cifra de muertos puede seguir aumentando, pero aseguró que los heridos están atendidos con "la mejor medicina" para salvar sus vidas.