Asciende a 235 los fallecidos y 1.557 heridos por el terremoto en Ecuador | Telemadrid – Radio Televisión Madrid

Asciende a 235 los fallecidos y 1.557 heridos por el terremoto en Ecuador

El seísmo de 7,8 grados en la escala de Richter azotó el norte de la región costera

Sáenz de Santamaría coordina con Interior, Exteriores y Defensa la ayuda a Ecuador

Líderes mundiales se solidarizan con Ecuador

El sismo se sintió en Colombia y en algunos barrios de Cali

internacional

| 17.04.2016 - Actualizado: 23:39 h
REDACCIÓN

El vicepresidente de Ecuador, Jorge Glas, informó de que la cifra de fallecidos ascendió a 235, en tanto que la de heridos se ubicó en 1.557 como consecuencia del terremoto de 7,8 grados de magnitud en la escala abierta de Richter, que sacudió ayer la zona tropical norte del país.

El anuncio lo realizó en una rueda de prensa tras un recorrido por poblaciones de la costa, azotados por el terremoto, en la que reiteró que no hay alerta de tsunami, ni afectación en represas de agua.

Según el vicepresidente, hasta el momento se han registrado 189 replicas de diversa intensidad del terremoto, que se produjo a las 18.58 hora local del sábado (23.58 GMT), entre los balnearios costeros de Cojimíes y de Pedernales, en la provincia de Manabí y colindante con la vecina Esmeraldas.

Tras el desastre, el Gobierno ecuatoriano declaró el estado de emergencia en las provincias de Esmeraldas, Manabí, Guayas, Santo Domingo de los Tsáchilas, Los Ríos y Santa Elena, así como el estado de excepción en todo el territorio nacional.

Glas agradeció la ayuda internacional ofrecida y que ha comenzado a llegar, y pidió a la población no arriesgar su vida por tratar de rescatar enseres de los escombros. Insistió en que la "prioridad" es el rescate y la atención a la ciudadanía. "Luego, con mucha fuerza y con profunda unidad vendrá la reconstrucción", dijo.

Durante uno de sus recorridos por las zonas afectadas, Glas calificó hoy de "catástrofe" lo ocurrido en ciertas zonas de la costa ecuatoriana.

"Es una tragedia que la estamos enfrentando, ya llega más fuerza pública, vituallas, agua, seguridad; estamos tratando de restablecer el servicio público de electricidad en algunas partes de la ciudad. Estamos en una situación de catástrofe en algunas partes de Portoviejo, en algunas partes de Manta", dijo Glas a la televisión Teleamazonas.

Pidió unidad, fuerza y fe a los ecuatorianos y, a nombre del presidente de Ecuador, Rafael Correa, se solidarizó con las familias de las víctimas del terremoto.

El gobernante está de regreso desde Europa tras participar en un foro para conmemorar la publicación de la encíclica del papa Juan Pablo II "Centesimus Annus" y se prevé que llegue en la tarde a la ciudad de Manta, una de las más afectadas por el terremoto.

SÁENZ DE SANTAMARÍA COORDINA CON INTERIOR, EXTERIORES Y DEFENSA LA AYUDA A ECUADOR

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, está coordinando con los ministros de Interior, Exteriores y Defensa el dispositivo de ayuda a España a Ecuador tras el terremoto sufrido por este país.

En la conversación que ha mantenido hoy el jefe del Gobierno, Mariano Rajoy, con el presidente de Ecuador, Rafael Correa, le ha ofrecido toda la ayuda que necesite de España tras las consecuencias de ese terremoto en el que las víctimas mortales se elevan ya a 235.

Rajoy ha encargado a Sáenz de Santamaría la coordinación de esa ayuda, por lo que la vicepresidenta, han informado a Efe fuentes del Gobierno, está trabajando para ello con el ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García Margallo; el de Interior, Jorge Fernández; y el de Defensa, Pedro Morenés. Gracias a ese trabajo se está ultimando ya la ayuda que va a enviar España a Ecuador de forma inmediata.

SOLIDARIDAD INTERNACIONAL

Líderes mundiales expresaron hoy su solidaridad con Ecuador tras el seísmo de magnitud 7,8 en la escala abierta de Richter, ocurrido anoche en la zona norte costera del país suramericano y que dejó al menos 235 muertos y 1.557 heridos además de daños materiales, aún sin evaluar.

El presidente ruso, Vladímir Putin, transmitió sus condolencias mediante un telegrama remitido a su homólogo ecuatoriano, Rafael Correa, y deseó una "pronta recuperación" de los heridos.

"En Rusia compartimos el dolor y el pesar de aquellos que perdieron a familiares y seres queridos como resultado de esa catástrofe y esperamos una pronta recuperación de todos los afectados", señala el texto, según informó el Kremlin.

También el secretario de Estado estadounidense, John Kerry, lamentó, vía Twitter, los efectos del terremoto en Ecuador y ofreció la ayuda de su país en los trabajos de reconstrucción tras el mismo. "Mis más sentidas condolencias a las víctimas del terremoto en Ecuador. Estados Unidos está preparado para asistir y apoyar al pueblo ecuatoriano en este difícil momento", dijo Kerry en su tuit.

El papa Francisco tuvo hoy, tras su rezo dominical, unas palabras para las víctimas del "violento terremoto que ha golpeado Ecuador" e invocó "la ayuda de Dios y de los hermanos" para que otorgue a los afectados "fuerza y apoyo".

En España, los monarcas Felipe VI y Letizia enviaron un mensaje a Correa para trasladarle su "pésame por las víctimas y solidaridad al pueblo ecuatoriano", según informaron fuentes de la Casa del Rey Por su parte, el presidente del Gobierno español en funciones, Mariano Rajoy, hizo público su "ofrecimiento de ayuda" a Ecuador que, aseguró, "ya está en marcha".

También Francia mostró su apoyo al país suramericano, como reflejó el comunicado de su ministro de Asuntos Exteriores, Jean-Marc Ayrault: "En esta terrible prueba, Francia es plenamente solidaria con Ecuador".

El secretario general de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP), Saeb Erekat, manifestó que los palestinos rezan "desde Tierra Santa por las víctimas, sus familiares y la recuperación del país" y ofreció a las "autoridades del hermano país" su asistencia. La región latinoamericana manifestó al instante su solidaridad con Ecuador.

El secretario general de Unasur, Ernesto Samper, así como los presidentes de Bolivia, Colombia, Costa Rica, Perú, Panamá, Paraguay, México y Venezuela expresaron su apoyo al país vecino "Mi solidaridad con las víctimas" y con el presidente de Ecuador, Rafael Correa, escribió Samper en Twitter y recomendó a la población "mucha calma".

"Somos de la familia de la solidaridad. Si en algún tema podemos expresar nuestra solidaridad, estamos aquí, hermano Rafael (Correa, presidente de Ecuador)", fue el cercano mensaje dedicado en rueda de prensa por el mandatario boliviano, Evo Morales, a su homólogo, con quien había mantenido este fin de semana un encuentro en Roma.

Previamente, en su recién estrenada cuenta de Twitter, había escrito: "Al hermano @mashirafael (Rafael Correa) y su valeroso pueblo ecuatoriano toda nuestra solidaridad. Estamos a su lado". "Toda nuestra solidaridad con Ecuador", escribió el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, en la misma red social.

Idéntico canal eligió el presidente de Perú, Ollanta Humala, quien ofreció "solidaridad y preocupación con el hermano pueblo de Ecuador" y su "disposición para brindar el apoyo necesario" En parecidos términos se expresó el presidente panameño, Juan Carlos Varela, envió al pueblo de Ecuador su "profunda solidaridad en este momento de dificultad".

El venezolano Nicolás Maduro dijo que en su país están "listos para activar el apoyo que sea necesario"; el paraguayo Horacio Cartes envió sus "condolencias a los familiares de las víctimas"; el mexicano Enrique Peña Nieto mostró su dolor por "las lamentables pérdidas humanas y materiales causadas"; y el costarricense Luis Guillermo Solís expresó una "palabra de aliento" hacia Ecuador.

El Gobierno de Brasil, envuelto hoy en una tensa jornada por la celebración de la sesión parlamentaria que podría desembocar en la destitución de la presidenta, Dilma Rousseff, expresó su "consternación" por el seísmo mediante un comunicado de su Ministerio de Asuntos Exteriores. También el Ejecutivo argentino, por medio de su Cancillería, transmitió sus "condolencias y solidaridad al hermano pueblo".

El terremoto se produjo a las 18.58 hora local del sábado (23.58 GMT) entre los balnearios costeros de Cojimíes y de Pedernales (norte), en la provincia de Manabí y colindante con la vecina Esmeraldas, que también ha sentido el impacto de las réplicas.

Tras el desastre, el Gobierno ecuatoriano declaró el estado de emergencia en las provincias de Esmeraldas, Manabí, Guayas, Santo Domingo de los Tsáchilas, Los Ríos y Santa Elena, así como el estado de excepción en todo el territorio nacional.

COLOMBIA

El sismo se sintió en Colombia y en algunos barrios de Cali, capital del departamento de Valle del Cauca, donde se han reportado cortes de electricidad y agrietamientos en construcciones, pero nada de gravedad. El Gobierno colombiano, además, anunció la activación de un plan de contingencia para atender a sus ciudadanos en Ecuador.

De su lado, el presidente ecuatoriano, Rafael Correa, que concluyó una visita al Vaticano y que prevé llegar a su país en las próximas horas, envió un mensaje de ánimo a sus compatriotas a través de la red social Twitter.

"Todos mantener la calma", escribió Correa, y apuntó que el Comité nacional de Operaciones de Emergencia (COE), que reúne a todas las autoridades llamadas a atender la situación, se encuentra "activado".

Los "daños son graves" y hay "decenas de muertos", admitió el mandatario, que anunció la activación de líneas de créditos con organismos multilaterales para afrontar la situación. Correa confirmó la declaración de estado de excepción en el país y de situación de emergencia en las provincias costeras afectadas directamente por el terremoto.

Explicó que la situación es "muy grave en Pedernales y Portoviejo", dos de las ciudades más castigadas por la intensidad del sismo. También fue fuerte en la vecina isla de Muisne, un paradisíaco destino turístico que, según sus vecinos, vivió momentos de pánico.

"La casa de mi hermano se ha caído", dijo a Efe una afectada tras señalar que los habitantes de Musine fueron evacuaron a sitios seguros por temor a un posible tsunami.