Al menos 230 muertos por las tormentas y tornados que azotan el sur y este de EEUU

internacional

| 28.04.2011 - 10:24 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Las autoridades de Estados Unidos elevaron hoy a 215 el número de fallecidos por las tormentas y tornados que han devastado el sur y el este del país, mientras algunos medios situaban la cifra de víctimas en más de 230.

A medida que el temporal avanza hacia el noreste del país, las autoridades de Virginia (este) confirmaron hoy ocho muertes, mientras el gobernador de Alabama (sureste) elevaba la cifra de fallecidos en ese estado, el más afectado por el temporal, a 131.

Por su parte, las autoridades de Tennessee (este) confirmaron alrededor de 30 muertes, mientras que Georgia cuenta al menos con 13, Misisipi con 32 y Kentucky con una, según la información facilitada por cada estado sin que se haya ofrecido datos globales.

Por su parte, la cadena CNN elevó la cifra de muertes a 230 en seis estados, citando datos de agencias locales como el Centro de Operaciones de Emergencia de Tennessee.

Hasta el momento, se han registrado 164 tornados desde Misisipi hasta Nueva York, en el que es ya el peor temporal de este tipo desde 1974, cuando una oleada de tornados mató a más de 300 personas.

El administrador de la Agencia Federal de Gestión de Emergencias (FEMA, en inglés), Craig Fugate, envió hoy un mensaje de precaución a los estados del sur.

"Hoy vamos a ver más tornados y condiciones meteorológicas extremas en la mayor parte del sur y hacia el noreste del país", advirtió en un mensaje de vídeo publicado en el blog de la agencia.

Fugate viajará en las próximas horas a Alabama, donde se reunirá con el gobernador Robert Bentley, que describió la situación en el estado como de "devastación masiva".

Unos 2.000 miembros de equipos de emergencia se han desplegado en el estado sureño, y en especial en la ciudad de Tuscaloosa, que ha quedado devastada por el paso de un tornado que ha dejado 32 muertos y cientos de edificios destruidos.