Al menos 60.000 personas han muerto en cárceles sirias desde 2011, según ONG

internacional

| 07.02.2017 - Actualizado: 15:07 h
REDACCIÓN
Más sobre: siriaSuscrbeteSuscríbete

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Al menos 60.000 personas han muerto por torturas y por la privación de comida y medicinas en cárceles y centros de detención de las autoridades en Siria, según el recuento difundido hoy por el Observatorio Sirio de Derechos Humanos.

El director de la ONG, Rami Abderrahman, explicó a Efe por teléfono que han obtenido esta cifra gracias a la información proporcionada por fuentes dentro de los aparatos de seguridad, entre los que figuran los cuerpos de la Inteligencia Aérea y la Seguridad de Estado (servicios secretos), y de la prisión militar de Saidnaya.

Abderrahman destacó que su organización ha logrado confirmar los nombres de 14.661 de los fallecidos a través de sus familias.

En algunos casos las autoridades entregaron los cadáveres de los detenidos a sus parientes, mientras que en otros los familiares recibieron un certificado de defunción de sus allegados, precisó la fuente.

En ocasiones, algunas familias se enteraron cuando las autoridades les llamaron para que firmaran una declaración en la que decía que sus seres queridos habían sido asesinados por grupos armados opositores.

La organización Amnistía Internacional (AI) denunció en un informe publicado hoy que el Gobierno sirio ha desarrollado de forma extrajudicial una campaña de ahorcamientos colectivos en la cárcel de Saidnaya, donde al menos 13.000 personas, la mayoría civiles que se cree que eran opositores, podrían haber muerto.

La ONG reveló que entre 2011 y 2015 grupos de unos 50 reclusos eran ahorcados por tandas una o dos veces por semana en mitad de la noche y en secreto en ese centro penitenciario, una práctica que es posible que continúe en vigor.