Al menos 39 muertos en un intenso bombardeo del Ejército sirio en Homs

La Liga Árabe condena los bombardeos y exige el cese de la violencia

Estados Unidos cierra su embajada en Damasco por motivos de seguridad

internacional

| 06.02.2012 - 15:53 h
REDACCIÓN
Más sobre: siriaSuscrbeteSuscríbete

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

El ejército del presidente sirio, Bachar al Asad, ha bombardeado hoy intensamente la ciudad central de Homs, donde al menos 39 personas, entre ellas cinco menores, han muerto esta mañana, informó la Comisión General de la Revolución Siria. El grupo opositor, que identificó a la mayoría de las víctimas, destacó que las fuerzas armadas han atacado los barrios de Bab Amro, Al Bayada, Jalidiya y Al Waer con artillería y proyectiles de mortero.

Por el momento, Bab Amro es el barrio más afectado por el bombardeo, que ha alcanzado un hospital de campaña. Allí, han llegado refuerzos militares con 50 blindados del Ejército y 50 vehículos de otros tipos. La Comisión subrayó que el bombardeo es tan fuerte que se oye en aldeas cercanas. Dentro de la ciudad, desde las mezquitas se difunden llamamientos para que los ciudadanos abandonen las plantas más altas de las viviendas, añadió esa fuente.

El pasado viernes por la noche, Homs fue escenario de una masacre perpetrada por las fuerzas leales al presidente Al Asad, que dejó entre 147 y 260 víctimas mortales, según distintas fuentes opositoras, las cuales destacaron que fue la peor matanza desde el inicio de la revuelta.

La masacre del viernes se produjo horas antes de que Rusia y China vetaran una resolución del Consejo de Seguridad de la ONU para dar una salida a la crisis en Siria mediante el apoyo al plan de transición de la Liga Árabe. Esa hoja de ruta árabe estipula que el presidente sirio, Bachar al Asad, traspase sus poderes al vicepresidente y se forme un gobierno de unidad nacional.

La Comisión General de la Revolución Siria agregó que también hubo hoy cinco muertos en las afueras de Damasco, tres en Alepo, la segunda ciudad del país, y cuatro en Idleb, en el norte. Desde que comenzó la revuelta contra el régimen en marzo pasado, más de 5.000 personas han perdido la vida por la represión gubernamental, según datos de la ONU, aunque los opositores señalan que las víctimas mortales superan las 7.000.

EL CONSEJO NACIONAL SIRIO CREE QUE MATANZA DE HOMS ES PARTE DEL PLAN DEL RÉGIMEN

La matanza en la ciudad siria de Homs "es parte de un plan del régimen para liquidar las zonas que escapan a su control", según señaló Ahmad Ramadan, dirigente del Consejo Nacional Sirio (CNS), uno de los principales órganos opositores.

Ramadan señaló que Al Asad está "aprovechando" el espaldarazo de Rusia y China, que el sábado pasado vetaron la última resolución sobre Siria en el Consejo de Seguridad de la ONU.

El CNS advirtió de que el plan de Al Asad supuestamente denominado "Operación de la solución militar" consiste en permitir a las fuerzas militares que maten 2.000 personas diarias durante cinco días. "Antes de que comenzara esta nueva masacre, pedimos a todas las organizaciones internacionales que intervinieran para impedir la matanza", destacó Ramadan, que acusó a Rusia de ser "cómplice" de los asesinatos. Además, el opositor destacó que la visita mañana del ministro ruso de Asuntos Exteriores, Serguéi Lavrov, a Siria tiene por objetivo "evaluar la acción de las fuerzas sirias sobre el terreno y las necesidades del régimen, así como aumentar el apoyo político".

CONDENA DE LA LIGA ARABE

Por su parte, el secretario general de la Liga Árabe, Nabil al Arabi, condenó los bombardeos de hoy e instó a la detención inmediata de la violencia en ese país.

"Seguimos con mucha preocupación e irritación la situación sobre el terreno en Siria, la escalada de las operaciones militares y el uso de las armas pesadas por parte de las fuerzas sirias contra los civiles", afirmó Al Arabi, según un comunicado del organismo.

El secretario de la Liga Árabe advirtió, además, de las consecuencias del aumento de la violencia en medio de los esfuerzos árabes e internacionales para resolver la crisis.

Asimismo, insistió en que el uso de la violencia contra los civiles "provocará un incremento de la destrucción y del derramamiento de sangre, un asunto sobre el que la Liga Árabe no puede guardar silencio".

Por otra parte, el Gobierno de Estados Unidos ha cerrado hoy su embajada en Damasco y ha retirado a todo su personal diplomático de Siria, confirmó el Departamento de Estado.

"La violencia reciente, incluidos los estallidos de bombas en Damasco el 23 de diciembre y el 6 de enero, causaron graves preocupaciones en el sentido de que nuestra Embajada no está suficientemente protegida de un ataque armado", ha señalado en un comunicado la portavoz, Victoria Nuland.