Hallan muertos a decenas de refugiados en Austria asfixiados en un camión frigorífico

Bruselas advierte de que hay 20 millones de refugiados en el vecindario de Europa

Serbia y Macedonia exigen más ayudas para paliar la crisis de los refugiados

internacional

| 27.08.2015 - 09:48 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Entre 20 y 50 refugiados, cuyas nacionalidades por el momento se desconocen, han muerto asfixiados cuando viajaban de forma ilegal por Austria en un camión frigorífico, informó hoy la Policía. Los cadáveres se hallaron en un camión abandonado que estaba aparcado en un arcén de la autopista A4, entre el lago Neusiedl y la localidad de Parndorf, en el Estado federado de Burgenland, fronterizo con Hungría.

El director de la policía de ese estado, Hans Peter Doskozil, cifró en una rueda de prensa entre 20 y 50 el número de muertos hallados en el compartimento de carga del camión, de origen eslovaco.La policía ha lanzado una operación para dar con el conductor del vehículo, del que no se tiene ningún rastro.

El vehículo llamó la atención de los agentes porque llevaba varias horas aparcado en el arcén de la autopista. "Esta tragedia nos ha conmocionado a todos", declaró la ministra del Interior, Johanna Mikl-Leitner, en una rueda de prensa en la ciudad de Eisenstadt. "Los traficantes de personas son criminales", agregó Mikl-Leitner y prometió hacer todo lo posible para dar con los responsables.

MÁS AYUDA

Serbia y Macedonia exigieron hoy más ayudas y un plan concertado de la Unión Europea (UE) para poder gestionar la crisis humana causada por la ola de refugiados que pasan por esos países para llegar a Europa Occidental. "Esto es un problema de la UE, pero nos exigen a nosotros un plan de acción. Sin embargo, antes que eso, la UE misma debería tener un plan", señaló en rueda de prensa el ministro serbio de Exteriores, Ivica Dacic, antes del comienzo de una cumbre regional sobre los Balcanes en Viena.

"A menos que encontremos una respuesta europea, no deberíamos tener la ilusión de que esto pueda ser resuelto", agregó su homólogo macedonio, Nikola Poposki, que destacó que su país recibe cada día unas 3.000 personas que llegan desde Grecia, que sí es un país miembro de la UE. En cambio, ni Macedonia ni Serbia son países de la Unión Europea, aunque ambos tienen el estatus de "países en vía de adhesión".

Decenas de miles de refugiados de las guerras en Oriente Medio, sobre todo sirios e iraquíes, además de afganos, han cruzado los Balcanes en las últimas semanas en un intento de llegar a Europa Occidental. Hungría, que tiene frontera con Serbia, es el primer país de la zona Schengen, de libre circulación comunitaria, desde donde los refugiados intentan llegar a otros países, sobre todo Alemania y Suecia.

Dacic calificó hoy la situación actual como la "peor crisis de refugiados desde la II Guerra Mundial" y acusó a ciertos países de haber causado los problemas en las zonas de conflicto desde donde llegan los refugiados. "Es fácil entrometerse (en los conflictos) y luego dejar pagar a otros el precio por ello", dijo el ministro serbio, sin das más detalles al respecto.

Asimismo, Dacic recordó que en el pasado los asilados llegaban de Serbia y Macedonia a Europa Occidental, pero ahora son esos dos países que reciben refugiados que llegan desde un país comunitario, concretamente Grecia.Su homólogo austríaco y anfitrión de la cumbre, Sebastian Kurz, calificó ese hecho como "vergonzoso" y acusó a las autoridades griegas de trasladar deliberadamente a los refugiados hacia el norte de Grecia, desde donde pasan a

Macedonia, Serbia y a Hungría.

"Tenemos que ser autocríticos, sobre todo si somos nosotros los que solemos explicar la vida a los demás. Es una vergüenza que un país de la UE deje pasar cada días refugiados a un país no miembro de la UE", manifestó Kurz. "Debemos tener una solución común, sino cada vez más países tomarán medidas unilaterales que irán en contra de la idea de una Europa sin fronteras. Y esa idea está basada en la seguridad de las fronteras externas de la UE", concluyó el ministro austríaco.

Hungría está terminando una valla alambrada en su frontera con Serbia, un país candidato para entrar en la UE, en un intento de frenar la llegada de refugiados, lo que parece haber intensificado en los últimos días la ola migratoria.

BRUSELAS ADVIERTE DE QUE HAY 20 MILLONES DE REFUGIADOS EN EL VECINDARIO DE EUROPA

El comisario europeo de Vecindad Europea y Negociaciones de Ampliación, Johannes Hahn, advirtió hoy de que en los alrededores de Europa hay en la actualidad unos 20 millones de refugiados de diferentes conflictos en búsqueda de seguridad. "(Ustedes) tienen que ser conscientes de que en el vecindario de Europa hay 20 millones de refugiados: 10 millones sirios, 5 millones de palestinos, 2 millones de ucranianos y otros", manifestó el comisario en rueda de prensa durante la conferencia regional sobre los Balcanes en Viena.

"Solo vamos a poder solucionar (la actual crisis migratoria) si trabajamos de forma europea y si todos participan, también aquellos que ahora miran para otro lado, porque en unas pocas semanas todo puede haber cambiado", aseguró Hahn. "Solo podemos superar este gran desafío juntos, cada uno de los afectados necesita la solidaridad del otro. Creo que así podremos controlar la situación", agregó. "La tarea central es proteger mejor las fronteras exteriores de la UE pero también debemos dirigirnos a la raíz de los problemas" en Oriente Medio, dijo el comisario, que se mostró satisfecho con el reciente acuerdo multilateral sobre el programa nuclear de Irán.

Este acuerdo, señaló Hahn, "aportará lo suyo para tranquilizar la situación en Oriente Medio". Decenas de miles de refugiados han llegado al sureste de Europa huyendo de los conflictos en Oriente Medio, sobre todo Siria e Irak, además de Afganistán.

Los inmigrantes llegan primero a Grecia, desde donde pasan a Macedonia, Serbia y finalmente Hungría, el primer país del espacio Schengen, de libre circulación comunitaria. Más de 100.000 personas han pasado ya por Serbia a Hungría, desde donde tratan de llegar a Europa Occidental, sobre todo a Alemania, Suecia y el Reino Unido.