Al menos 12 muertes confirmadas en el incendio de un edificio de Londres

Testigos del fuego de la Grenfell Tower, un bloque de 24 pisos de viviendas, dicen que la alarma antiincendios no sonó

El Gobierno británico anuncia que se inspeccionarán torres similares a la quemada en Londres para evitar fuegos

No hay constancia de españoles afectados por el incendio de Londres

Los conservadores de May y los unionistas del DUP posponen el anuncio de un posible acuerdo por el dramático y devastador incendio

internacional

| 14.06.2017 - 08:17 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?

Al menos doce personas han muerto en el incendio desatado esta madrugada en una torre residencial de Londres, si bien se prevé que esa cifra aumente, confirmó hoy Scotland Yard. En una declaración a los medios, la Policía Metropolitana de Londres (Met) indicó que se encuentran "en una fase muy inicial" y esperan que se eleve el número de víctimas mortales por el fuego, iniciado a las 00.15 GMT en un bloque de 24 plantas, situado en el barrio de North Kensinghon.

"Podemos confirmar seis muertes en estos momentos, -(ahora los muertos se han elevado a 12) pero es probable que esta cifra vaya a elevarse durante lo que será una compleja operación de recuperación, que durará varios días", decía por la mañana el comandante Stuart Cundy, de la Met. Cundy agregó que al margen de los fallecidos, otras muchas víctimas reciben atención médica, después de que las llamas arrasaran esta madrugada la Grenfell Tower, un bloque de 120 viviendas, muchas de ellas de protección social, en el que habitan unas 500 personas, entre ellas muchos niños.

El número de heridos se ha elevado a 64, de los cuales 20 se encuentran en "estado crítico", informó el Servicio de Ambulancias de la ciudad. Según el último parte de los sanitarios, esas 64 personas tuvieron que ser trasladadas a varios hospitales de la capital para recibir tratamiento a consecuencia del fuego en la Grenfell Tower, en el barrio de North Kensington, que comenzó sobre las 00.15 GMT sin que todavía se conozca el origen.

Más de 250 bomberos, un centenar de médicos y otros cien policías se desplazaron durante la madrugada al edificio siniestrado -de 24 plantas y 120 viviendas-, en el que aún continúan las tareas de búsqueda y rescate, y donde se cree que sigue habiendo personas atrapadas.

SE ISPECCIONARÁN TORRES DE VIVIENDAS COMO LA SINIESTRADA

El Gobierno británico anunció esta tarde que se inspeccionarán torres de viviendas similares a la Grenfell, en el oeste de Londres, para evitar incendios como el que esta jornada causó al menos 12 muertos y 78 heridos en ese edificio. Según el secretario de Estado de Policía y Bomberos del Reino Unido, Nick Hurd, el Ejecutivo iniciará un proceso para identificar inmuebles de características parecidas que "hayan podido pasar por un proceso de rehabilitación similar" al del edificio londinense, que albergaba 120 viviendas en 24 plantas.

"Pondremos en marcha un sistema de chequeos para poder dar garantías a la gente lo más rápido posible", afirmó el secretario de Estado, quien rehusó comentar si las autoridades locales habían recibido avisos sobre los sistemas contra incendios de la torre Grenfell. "Espero que la gente comprenda que la prioridad del Gobierno en estos momentos es coordinar la respuesta de emergencias, lidiar con la seguridad y tratar de salvar vidas", señaló Hurd. En una "siguiente fase", el Ejecutivo "buscará respuestas a las cuestiones que la gente, comprensiblemente, se hace, para poder entender realmente qué ha ocurrido", aseguró.

Jeremy Corbyn, líder del Partido Laborista británico, primero de la oposición en el Reino Unido, criticó hoy que los autoridades locales y las empresas privadas que gestionan edificios de viviendas como el que ardió la pasada noche han visto recortada su financiación en los últimos años. Corbyn indicó que en 2009, tras un fuego similar en la torre Lakanal House, en el sur de la capital británica, se pidió la instalación de rociadores automáticos para la extinción de incendios en ese tipo de inmuebles.

El Servicio de ambulancias de Londres indicó que al menos 50 personas tuvieron que ser hospitalizadas en varios centros médicos de la capital por heridas de diversas gravedad. El policía alertó de que es probable que vaya a pasar tiempo antes de que los agentes puedan identificar a las víctimas y consideró que es "demasiado prematuro" para especular sobre la posible causa del incendio.

En el inmueble siniestrado, en el que presumiblemente había centenares de personas en el momento en el que se desataron las llamas, trabajan además 45 camiones autombombas.Tras producirse el fuego, al menos veinte ambulancias fueron enviadas a las inmediaciones del bloque, que ha sido acordonado por los agentes ante los temores iniciales de que el edificio se desplomara.

Algunos residentes que han escapado con vida han denunciado que en ningún momento saltaron las alarmas de incendio obligatorias, mientras que una asociación de vecinos afirma que ya había avisado infructuosamente al Ayuntamiento de que el bloque no era seguro.

ADULTOS LANZARON A NIÑOS POR LAS VENTANAS PARA SALVARLOS DEL FUEGO

Varios adultos lanzaron a niños pequeños desde las ventanas de la Torre Grenfell, en un aparente intento por salvarles del incendio desatado hoy en ese edificio residencial de 24 plantas, según testigos presenciales. Un bebé se salvó tras ser arrojado por una mujer desde el noveno o décimo piso del bloque, que incluye vivienda de protección oficial -la que se ofrece a las personas sin recursos económicos-, explicó una vecina, Samira Lamrani, a la agencia de noticias PA.

Lamrani, que se encontraba debajo del edificio de 120 apartamentos, situado en el barrio de Kensington, relató como, desde la calle, podía ver "a gente en las ventanas, golpeando frenéticamente y gritando". "En una de las ventanas, en el noveno o décimo piso, había una mujer haciendo señas, explicando que iba a tirar a su bebé y que si alguien podía cogerlo", contó.

Fue un hombre, según afirmó Lamrani, quien escuchó la súplica de la mujer y consiguió atrapar al niño, que al parecer sobrevivió. La misma testigo narró cómo la gente que se agolpaba en las inmediaciones del bloque de pisos trataba de "tranquilizar" a las personas que se "asomaban y chillaban" por las ventanas. "Podía ver la muerte en sus miradas", sostuvo, antes de añadir que "los gritos, especialmente de los niños" se le quedarán "grabados durante mucho tiempo".

Otra testigo de la tragedia, una residente del edificio llamada Zara, detalló cómo vio también a otra mujer arrojar a su hijo, de unos cinco años, desde una ventana del "quinto o sexto piso". "Creo que el niño tiene algunos huesos rotos y moratones pero que está bien", manifestó.

LOS TESTIGOS DICEN QUE LA ALARMA ANTIINCENDIOS NO SONÓ

Testigos que presenciaron cómo una torre residencial de Londres ardía de madrugada revelaron hoy a medios locales que la alarma de incendios "no sonó" en el edificio y que temieron que el incendio fuera producto de un "atentado terrorista". Uno de los residentes del bloque siniestrado, Paul Munakr, que vive en el séptimo piso y logró escapar de las llamas, lamentó a la BBC que en el momento en que se desató el fuego, de enormes dimensiones, no se escuchó en el interior del edificio "la alarma antiincencios".

"Mientras yo bajaba por las escaleras, ya había bomberos, verdaderamente increíbles, que subían hacia el fuego, intentado sacar del edificio al mayor número de personas posible", dijo ese ciudadano a la cadena pública. Munakr relató que le alertó el sonido de las sirenas de los bomberos y las personas que, desde la calle, gritaban: "No salten, no salten".

El reportero de la BBC Andy Moore apuntó, por su parte, cómo se habían visto "caer escombros del edificio, y se habían escuchado explosiones, y el sonido del cristal al caer". Según su versión, los agentes de policía "iban empujando a los ciudadanos para alejarlos del cordón de seguridad por temor a un colapso del edifico".

Muna Ali, otro vecino del bloque incendiado, reconoció que al comienzo del incendio temió que pudiera tratarse de un "atentado terrorista", pues el fuego le trajo vivos recuerdos del ataque perpetrado contra las Torres Gemelas de Nueva York en 2003.

"Las llamas, nunca he visto nada así, me recordó al 11 de septiembre. El fuego comenzó en los pisos de arriba y se extendió con muchísima rapidez, se había extendido del todo en media hora", explicó. Ali indicó además que alguien avisó a unos amigos que viven en el cuarto piso del inmueble siniestrado, un matrimonio con tres hijos, para que pudieran escapar. "Algunas personas llamaban a las puertas pero la gente de las casas no abría", afirmó.

EXTERIORES PIDE ESPAÑOLES VIVAN EN ZONA DE INCENDIO HABLEN CON SUS FAMILIARES

El Ministerio de Asuntos Exteriores, a través del consulado general en Londres, ha pedido a las personas que vivan en la zona del incendio -entre el barrio de Kensington y Notting Hill- y a posibles afectados o sus conocidos que se pongan en contacto con sus familiares para informar de su estado. "Se ruega personas viven en la zona y posibles afectados, o sus conocidos, se pongan en contacto con sus familiares", ha escrito el Consulado español en su cuenta de Twitter.

Además, ha dado a conocer el teléfono de emergencia del Consulado de España en Londres: 07712764151. El Ministerio de Asuntos Exteriores ha informado hoy de que, por el momento, no hay constancia de españoles afectados en el incendio de una torre residencial de 27 plantas en Londres, aunque se está verificando con Emergencias.

El incendio del bloque ha dejado "varios muertos" y al menos 50 heridos, si bien la causa del fuego se desconoce, ha informado la responsable de los servicios de bomberos de la capital, Dany Cotton. En una declaración a los medios de comunicación, Cotton no ha podido precisar aún el número exacto de víctimas mortales a consecuencia del fuego.

POSPUESTO EL ACUERDO

El Partido Conservador británico y el Partido Democrático Unionista (DUP) de Irlanda del Norte, pospondrán el anuncio de un eventual pacto de legislatura debido al incendio de un bloque de pisos ocurrido hoy en Londres, que ha causado al menos doce muertos y 74 heridos. Se esperaba que la primera ministra británica y líder de los conservadores, Theresa May, y la dirigente del DUP, Arlene Foster, comunicaran hoy el desenlace de sus conversaciones, pero, tras el trágico suceso, lo dejarán para otro día, informó la BBC.

Es posible incluso que, "por cuestiones de agenda", el resultado de esas conversaciones no se dé a conocer ya hasta la semana próxima, señaló la emisora. Según la BBC, que cita a fuentes del DUP, los interesados han consensuado ya "un 95 %" de su pacto, pero no prevén anunciarlo durante esta jornada porque consideran que sería "inapropiado".

Fuentes del 10 de Downing Street, despacho y residencia oficial de May, declinaron confirmar esta información y señalaron que las negociaciones siguen en marcha.