Al menos 27 muertos y 180 heridos en violenta jornada de protestas en Yemen

Al menos 27 muertos y 180 heridos en violenta jornada de protestas en Yemen

internacional

| 18.09.2011 - 19:01 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Al menos 27 personas murieron hoy y otras 180 resultaron heridas en Saná como resultado de la violenta represión contra los manifestantes y los choques entre fuerzas del orden y combatientes de un líder tribal opositor al régimen.

Veintidós de las muertes tuvieron lugar durante una multitudinaria manifestación en las calles de la capital yemení, según fuentes médicas, mientras que la policía informó del fallecimiento de un agente.

Según constató Efe, los disparos comenzaron cuando los manifestantes intentaron entrar en una calle céntrica que conducía al palacio presidencial y otras sedes gubernamentales.

La policía abrió fuego y empleó camiones de agua para dispersar a los participantes, mientras que algunos manifestantes lanzaron piedras y cócteles molotov contra las fuerzas del orden, y quemaron una estación eléctrica.

También se encontraban en el lugar seguidores del general desertor Ali Mohsin Al Ahmar, que estaban armados y controlaban la zona desde vehículos blindados.

Los organizadores de la marcha acusaron a las autoridades de utilizar armas de guerra en la represión y algunos heridos consultados por Efe culparon a la policía de iniciar los disparos.

Estos choques han dejado por el momento 180 heridos, muchos de ellos de gravedad, que han sido evacuados a un hospital de campaña en la plaza de Tagyir.

Previamente, los servicios de seguridad informaron de la muerte de cuatro personas en choques entre opositores y miembros de la Guardia Republicana en el barrio de Al Hasaba, en el norte de Saná.

En esa zona, partidarios del dirigente tribal Sadeq al Ahmar se enfrentaron contra los miembros de la Guardia Republicana, dirigida por Ahmed Ali Abdalá Saleh, hijo del presidente yemení, Ali Abdalá Saleh.

Ambas partes se acusaron mutuamente de haber iniciado los enfrentamientos.

Según la versión del Gobierno yemení, citada por la agencia oficial Saba, seguidores de Al Ahmar atacaron primero el Ministerio del Interior, mientras que los partidarios del líder opositor acusaron a la Guardia Republicana de haber lanzado cohetes contra el citado barrio.

Esa zona ya fue escenario en mayo pasado de duros enfrentamientos que causaron decenas de muertos en ambos bandos.

Desde el pasado 27 de enero, Yemen vive una revuelta popular que pide la salida de Saleh, quien se encuentra en Arabia Saudí recuperándose de las heridas que sufrió en un atentado en junio pasado en el palacio presidencial.

El pasado 12 de septiembre, además, Saleh delegó la autoridad en el vicepresidente yemení, Abdo Rabu Mansur Hadi, para negociar un traspaso pacífico del poder, un gesto que sigue sin satisfacer las demandas de los opositores.