Abás exige el fin de la colonización y Netanyahu les pide que no abandone el proceso de paz

Israel prolonga la moratoria de asentamientos

internacional

| 27.09.2010 - 08:57 h

Telemadrid/Agencias

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El presidente palestino, Mahmud Abás, exigió hoy el fin de la colonización israelí en Cisjordania, pero señaló que no habrá decisión sobre la reanudación de las negociaciones con Israel hasta después de la reunión de la Liga Árabe el próximo día 4.

"La colonización debe parar", subrayó Abás en una conferencia de prensa conjunta con el presidente francés, Nicolas Sarkozy en París, en la que precisó que no iba a "tener una reacción rápida" a la reanudación de las construcciones en las colonias israelíes.

El líder palestino aseguró que la congelación de las colonias israelíes "debe ser prolongada tres o cuatro meses más, mientras las negociaciones están en curso, para poder profundizar en todos los asuntos que están sobre la mesa de negociaciones".

"Lamento la decisión de Israel", dijo por su parte el presidente francés de no prolongar la moratoria sobre las colonizaciones, al tiempo que insistió: "siempre he mantenido la misma posición", tanto ante los palestinos como ante los israelíes.

Sarkozy señaló que "hubiera preferido mil veces que se parara la colonización", al tiempo que señaló que la posición de Francia en ese sentido la expresó personalmente en una declaración que hizo ante el Parlamento israelí junio de 2008.

"Tenemos que estudiar todas las repercusiones" con la dirección palestina y con los países árabes", declaró por su parte Abás, quien insistió en que la opinión sobre las negociaciones de paz para Oriente Medio se dará a conocer después del día 4 de octubre.

Por su parte, el primer ministro Benjamín Netanyahu hizo un llamamiento al presidente Mahmud Abás para que no abandone la mesa de negociación, minutos después de que finalizase la pasada medianoche la moratoria a la construcción en las colonias judías en Cisjordania.

"Pido al presidente Abás que continúe las buenas y sinceras conversaciones que hemos empezado recientemente, con el fin de llegar a un acuerdo de paz histórico entre nuestros dos pueblos", dijo Netanyahu en un comunicado difundido a los medios.

"Por el futuro de nuestros pueblos, vamos a centrarnos en lo que realmente es importante. Vamos a proceder en unas conversaciones sinceras y rápidas para llegar a un acuerdo marco de paz histórico en un año", agrega.

En esas conversaciones, "Netanyahu ha dejado claro que Israel está preparado para seguir manteniendo contactos en los próximos días para encontrar una forma de continuar las conversaciones de paz entre Israel y la Autoridad Palestina", afirma el escrito. Netanyahu asegura que "muchos en el mundo se han dado cuenta de que mis intenciones de alcanzar la paz son serias y genuinas y de que yo cumplo con mis compromisos", y resalta los "significativos avances" de Israel para "suavizar las restricciones a los palestinos" y mejorar su calidad de vida, tanto en Cisjordania como en Gaza.

LOS COLONOS REINICIAN LA CONSTRUCCIÓN DE ASENTAMIENTOS

El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, instó además a los colonos a actuar con moderación para evitar conflictos ante el fin, esta medianoche, de la moratoria parcial a la construcción en las colonias judías en el territorio palestino ocupado de Cisjordania. El jefe del gobierno pidió tanto a las organizaciones colonas como a los grupos de la derecha y extrema derecha que "muestren moderación y responsabilidad hoy y más adelante, al igual que han hecho durante los diez meses que ha durado le congelación de la construcción en los asentamientos", informó el servicio de noticias israelí Ynet.

Pese a ello, los colonos judíos reiniciaron hoy la construcción en el territorio palestino ocupado de Cisjordania, después de que la pasada medianoche finalizase la moratoria parcial a la edificación impuesta por Israel hace diez meses.

En el asentamiento de Ariel, uno de los más polémicos al estar muy adentrado en el territorio palestino, las excavadoras empezaron esta mañana a trabajar alisando la tierra donde se pondrán los cimientos para un nuevo barrio con medio centenar de viviendas, informó el servicio de noticias israelí Ynet.

Las nuevas casas irán destinadas a familias de colonos que fueron evacuados en 2005 del asentamiento de Netzarim, en la franja de Gaza.

"Estamos aquí por derecho", declaró Itzik Vazana, antiguo residente de Netzarim, que añadió que, desde la evacuación de las colonias de Gaza, han vivido en caravanas.

"Espero que el primer ministro (Benjamín Netanyahu) continúe siendo fiel a su palabra y facilite nuestro regreso a una vida normal", añadió.

NUEVO INTENTO DE HILLARY CLINTON PAR QUE NO FRACASEN LAS CONVERSACIONES DE PAZ

La secretaria de Estado de EEUU, Hillary Clinton, telefoneó ayer domingo al primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, en un nuevo intento de que no fracasen las conversaciones de paz con los palestinos, y anunció una nueva reunión en los próximos días. La llamada se ha producido en un momento de especial tensión, al coincidir con el fin de la moratoria a la construcción en las colonias judías de Cisjordania ocupada, que amenaza con hacer fracasar las conversaciones directas de paz que arrancaron hace un mes en Washington.

El portavoz de Clinton, Philip J. Crowley, explicó tras la llamada telefónica de la postura de EEUU, partidario de que Israel prorrogue la moratoria, "no ha cambiado". "Seguimos en un contacto estrecho con las dos partes y nos reuniremos con ellos de nuevo en los próximos días", dijo el portavoz.

El presidente palestino, Mahmud Abas, había advertido en las últimas semanas de que si se reanudaban los asentamientos pondría fin al incipiente proceso de paz.

Pese a la presión de Washington, la Unión Europea y el Cuarteto de Paz -EEUU, la UE, la ONU y Rusia-, la determinación israelí a proseguir con las edificaciones en territorio ocupado era un secreto a voces.

Durante las negociaciones que se iniciaron en Washington a finales de agosto, Abás exigió a Netanyahu una extensión de la moratoria, mientras que el primer ministro israelí pidió al mandatario palestino el reconocimiento de Israel como Estado judío. Ninguna de estas reivindicaciones ha sido lograda, de momento.