Aaron Alexis, autor de ataque en Washington con 13 muertos, era un tipo solitario

Las autoridadesdescartan un segundo sospechoso en el tiroteo

internacional

| 17.09.2013 - 07:30 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Las autoridades policiales en Washington han descartado la teoría de un segundo sospechoso en el tiroteo que dejó al menos 13 muertos, incluido el atacante, en una instalación de la Marina en la capital estadounidense.

Durante una rueda de prensa, la jefa de la policía de Washington, Cathy Lanier, dijo que las autoridades confían en que el único responsable del tiroteo es Aaron Alexis, identificado como un subcontratista de raza negra que tenía acceso legítimo a la instalación militar.

"Nos sentimos cómodos de que tenemos a la única persona responsable por la pérdida de vidas dentro de la base hoy", dijo Lanier, al referirse al peor ataque contra una instalación militar desde el ocurrido en 2009 en Fort Hood (Texas).

Previamente, las autoridades habían indicado que buscaban a un segundo sospechoso y la jefa de la policía explicó que las autoridades prefirieron actuar "con cautela". En base a testimonios de testigos y heridos, e imágenes de cámaras de vigilancia, existía "el potencial de que podía haber otros tiradores implicados", explicó.

Lanier señaló que, por ahora, las autoridades creen que todas las víctimas identificadas son "civiles y contratistas", aunque señaló que la investigación sigue en curso "y todavía tenemos trabajo por delante".

Agregó que las autoridades han levantado la orden de que los vecinos del área permanezcan dentro de sus residencias, y que probablemente reabrirán todas las calles de acceso en un plazo de al menos seis horas.

Aunque Lanier dijo que no se divulgarán los nombres de las víctimas hasta que sus familiares sean notificados, el alcalde de Washington, Vincent Gray, precisó que todas las víctimas mortales tenían edades de entre 46 y 73 años. "Es una tragedia horrible", apuntó Gray.

Eleanor Holmes Norton, representante del Distrito de Columbia, sede de la capital estadounidense, dijo a su vez que pedirá una investigación independiente del ataque.

Mientras, Valerie Parlave, subdirectora de la oficina del FBI en Washington, dijo que las autoridades continúan procesando la escena del crimen y "siguiendo toda pista relacionada con el tiroteo, para juntar todas las piezas sobre los movimientos y actividades de Aaron Alexis". "Seguimos tratando de determinar dónde estuvo antes, con quién habló y qué había hecho, incluyendo el origen de las armas que utilizó", señaló Parlave.

Aunque Parlave se negó a dar más detalles sobre las armas presuntamente utilizadas, sí confirmó que Alexis, de 34 años, tenía "acceso legítimo" a la instalación militar "como resultado de su trabajo como contratista". Alexis "utilizó un pase válido para lograr entrar" a las instalaciones, dijo Parlave.

AARON ALEXIS, PRESUNTO AUTOR DE ATAQUE EN WASHINGTON, ERA UN TIPO SOLITARIO

Aaron Alexis, señalado por el FBI como el presunto autor del ataque contra un complejo de la Marina en Washington que dejó al menos 13 muertos, era un tipo solitario y con un pasado violento que le valió su expulsión de la Marina en 2011. Alexis, de 34 años, un contratista militar de Texas, figura entre los muertos de la matanza en las instalaciones de la Marina, a casi un kilómetro del Capitolio y a menos de seis kilómetros de la Casa Blanca, en una de las zonas más acorazadas de la capital estadounidense.

Una fuente policial dijo a la cadena por cable CNN que Alexis iba armado con un rifle semi-automático AR-15, un segundo rifle, y una pistola semi-automática Glock cuando falleció en el tiroteo, que el presidente Barack Obama calificó hoy con "un acto cobarde". Al parecer, Alexis, de raza negra, no frecuentaba las redes sociales como Facebook o Twitter y, de lo poco que sale a la luz a cuentagotas, se sabe que tuvo problemas con la ley en 2010 tras disparar un arma.

El 4 de septiembre de 2010, Alexis fue investigado por la policía tras disparar al techo de su apartamento en un complejo residencial en Oak Hill Circle, así como al de una vecina que, días antes, le había recriminado por hacer mucho ruido. El documento de la policía de Fort Worth recoge el testimonio de la mujer, quien dijo sentirse "aterrorizada" por Alexis desde su enfrentamiento, y aseguró que el disparo no fue accidental, como alegó el acusado.

DE LA FUERZA NAVAL EN FORT WORTH (TEXAS)

Alexis era miembro de la reserva de la fuerza naval en Fort Worth (Texas) entre 2007 y 2011, donde trabajaba en varios sistemas de ingeniería eléctrica en equipos de aviación. No tenía experiencia en combate ni había sido desplegado al exterior. La Marina lo expulsó en enero de 2011 a raíz del incidente del disparo en su apartamento. Una fuente anónima de la Marina dijo al diario Los Ángeles Times que Alexis "presentaba un patrón de mala conducta" y fue expulsado tras varias infracciones disciplinarias en 2011.

En mayo de 2004, la policía de Seattle (Washington) arrestó a Alexis porque éste disparó contra los neumáticos del vehículo de un trabajador de la construcción y, según confesó, lo hizo tras un ataque de rabia, aunque argumentó que no recordó el incidente hasta una hora después. Alexis también dijo entonces a la policía que estuvo presente durante "los trágicos atentados del 11-S" y que éstos lo habían "trastornado".

Su padre dijo algunas vez a los detectives que Alexis padecía de un trastorno de estrés postraumático (PTSD, en inglés), lo que le causaba problemas de temperamento, y que éste participó en las tareas de rescate tras el 11-S.

Convertido al budismo, Alexis se inscribió en julio de 2012 en la universidad de aeronáutica Embry-Riddle, que ofrece cursos por internet en aviación y asuntos aeroespaciales, según confirmó la universidad. Michael Ritrovato, un amigo suyo, dijo a la CNN que Alexis era una persona "amable" y nunca mostró señales de violencia o agresividad, aunque sí pasaba mucho tiempo con juegos de tiro en internet.

Este año, Alexis había trabajado como técnico de computación para la empresa The Experts, subcontratista de Hewlett-Packard, y aparentemente tenía acceso al complejo de la Marina y otras instalaciones militares. Alexis trabajaba como subcontratista de Hewlett-Packard para actualizar los sistemas de computadoras en las instalaciones de la Marina y del Cuerpo de la Marina en todo el mundo.

Michael Thacker, director de relaciones corporativas de Hewlett Packard, emitió un comunicado en el que expresó condolencias para las víctimas y sus familiares, y aseguró que la empresa "está cooperando plenamente con las autoridades policiales, como se le ha pedido". Por ahora, las autoridades federales no han establecido el motivo del crimen, pero tampoco creen que se trata de un acto terrorista.

La Oficina Federal de Investigaciones (FBI), que intenta descartar la posibilidad de un segundo sospechoso, ha pedido la colaboración del público para analizar las acciones de Alexis antes del tiroteo y ha colgado sus fotos en su página web.