2 desaparecidos y 4 heridos por la explosión en una plataforma en el Golfo de México

No hay indicios de que haya habido un vertido ya que los trabajadores estaban realizando labores de mantenimiento

Plataforma petrolifera

internacional

| 16.11.2012 - 21:06 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80%
No
20%

Dos personas están desaparecidas y al menos otras 4 resultaron heridas de extrema gravedad en una explosión ocurrida hoy en una plataforma petrolífera en el Golfo de México, según informó la Guardia Costera de EEUU, que ha descartado un vertido.

En sus primeros informes la Guardia Costera había indicado que en la explosión habían muerto dos personas.

No hay indicios de que haya habido un vertido, ya que en el momento de la explosión los trabajadores estaban realizando labores de mantenimiento y la plataforma no estaba bombeando petróleo.

Un equipo de la oficina de Seguridad y Control Ambiental del Departamento de Interior se ha trasladado al lugar para investigar la causa de explosión y si se ha producido algún tipo de derrame de crudo.

El capitán Ed Cubanski, un portavoz de la Guardia Costera, explicó a la prensa que continúa la búsqueda de los dos desaparecidos, dos personas que según la cadena CBS se lanzaron la agua tras la explosión.

Los cuatro heridos fueron evacuados en helicóptero y su estado es crítico, ya que sufren quemaduras en gran parte del cuerpo, según un portavoz del centro médico al que fueron trasladados.

La plataforma está situada frente a las costas de Luisiana, opera en aguas poco profundas y en el momento de la explosión había 22 trabajadores en ella.

Pertenece a la empresa Black Elk Energy, con sede en Houston (EEUU) y produce petróleo y gas natural.

Black Elk Energy tiene propiedades en aguas de Luisiana y Texas, incluyendo 854 pozos en 155 plataformas.

Precisamente este jueves la petrolera británica BP aceptó declararse culpable de 14 delitos y pagar una multa récord en Estados Unidos, 4.500 millones de dólares, por la explosión de una plataforma que tenía en el Golfo de México en 2010.

Ese accidente dejó abierto durante meses un pozo de crudo bajo el mar y causó el mayor vertido de la historia del país.

La petrolera británica, que operaba la plataforma Deepwater Horizon, aceptó declararse culpable de 14 cargos penales, incluida la muerte de 11 de sus empleados en aquella catástrofe de proporciones nunca vistas hasta entonces.