Las negociaciones para una tregua no logran acabar los disturbios en el Cairo