Más de 50 muertos durante las protestas políticas contra el régimen en Siria

Más de cincuenta personas han muerto hoy en distintos lugares de Siria por la actuación de la policía y agentes de civil para reprimir manifestaciones políticas, según informó el abogado y activista de derechos humanos Haizam Maleh. "Las manifestaciones se han extendido a la mayoría de las ciudades y las aldeas de Siria", dijo telefónicamente Maleh, una de los activistas de derechos humanos más importantes del país y quien pasó nueve años en las cárceles sirias.

Según Maleh, las víctimas perecieron por los disparos de fuerzas de seguridad y de "grupos de matones" que atacaron a los manifestantes. Agregó que los heridos se cuentan por centenares.

El activista, de 80 años, que estuvo preso en los años ochenta y más recientemente entre el 2006 y el 2009, dijo que la cifra de víctimas fue aportada por informes recibidos en distintas zonas del país.

Entre las áreas donde se han producido disturbios se encuentran las localidades de la periferia capitalina de Douma, Harasta, Tel y Maadamía, así como en las ciudades de Deraa, Izraa, Hama, Homs y Hauran. "Las manifestaciones siguen aumentando y el régimen es incapaz de hallar una solución, por lo que debe irse", agregó Maleh.

Las protestas se producen un día después de que el presidente sirio, Bachar al Asad, firmara un decreto para poner fin al estado de emergencia, vigente desde 1963.

La derogación de la Ley de Emergencia era una de las principales exigencias de los grupos de oposición, que también reclaman reformas políticas en el régimen y la liberación de los detenidos.