Al menos dos muertos y 39 heridos por un terremoto en la isla italiana de Isquia

Al menos dos personas han muerto y otras 39 han resultado heridas por un terremoto de magnitud 3,6 en la escala de Richter registrado este lunes en la isla italiana de Isquia, donde se han derrumbado varios edificios como consecuencia de los temblores.

El seísmo se produjo poco antes de las 21.00 (hora local), según ha informado el Instituto Nacional de Geología y Vulcanología (INGV) italiano. Los expertos han situado su hipocentro a diez kilómetros de profundidad bajo la superficie marina, con Isquia y la costa cercana a Nápoles como zonas más cercanas al epicentro.

La peor parte se la ha llevado la isla, que ha sufrido cortes en el suministro eléctrico. La zona de Casamicciola, en el norte, es la más afectada de Isquia.

Las autoridades locales, que también han confirmado daños en otras áreas, han evacuado un hospital en Lacco Ameno por la aparición de grietas, según la prensa italiana. Aún se desconoce el número de personas que han quedado sepultadas por los escombros.

RESCATAN A LOS DOS NIÑOS SEPULTADOS TRAS EL TERREMOTO

Los bomberos rescataron a los dos niños que habían quedado sepultados durante más de 14 horas bajo su casa tras el terremoto. Mattia, de siete años, fue rescatado alrededor de las 11 de la mañana y posteriormente se comunicó que también se había localizado a su hermano Ciro, de 11 años.

A pesar de que Ciro se encontraba junto a su hermano las labores de rescate se retrasaron más de dos horas debido a la gran cantidad de cascotes que tenían atrapado al pequeño. Ambos fueron trasladados inmediatamente al hospital de la isla, pero fuentes médicas aseguraron que se encontraba en buenas condiciones.

A las 4 de la madrugada los bomberos habían salvado al otro hermano, Pasquale, de 7 meses. Toda la familia, los padres y sus tres hijos, había quedado atrapada al derrumbarse completamente tras el seísmo el edificio de dos pisos donde vivía en el municipio de Casamicciola, en el norte de la isla, y el único que ha sufrido daños.

La primera que pudo salir fue la madre, que se encontraba en el baño, y después fue rescatado el padre, que dijo estar en la cocina cuando se produjo el terremoto. Pasquale, tras ser rescatado, fue trasladado al hospital también en buenas condiciones.

La madre, embarazada de cinco meses de su cuarto hijo, se trasladó al hospital de la isla para estar con el pequeño, mientras que el padre estuvo presente durante las tareas de rescate de los otros dos niños. "Milagro", escribieron en la cuenta Twitter del Cuerpo de Bomberos

italianos junto a la foto del bebe extraído entre los cascotes.

Durante todo momento se ha tenido contacto con los niños, que se habían refugiado bajo la cama durante el terremoto, y no se les dejó de hablar para animarles en todo momento. Uno de los portavoces de los Bomberos explicó que el niño de once años logró salvar a su hermano al empujarle bajo la cama y que a pesar de las condiciones en las que se encontraba también guió a los equipos de rescate para que localizasen al bebé.