150 muertos y 1.400 heridos en los enfrentamientos de la policia egipcia contra grupos de islamistas

El Ministerio deSanidad egipcio admite la cifra de 150 muertos y 1.400 heridos como consecuencia de los enfrentamientos que, desde primera hora de la mañana, mantienen la policía del país con grupos de islamistas, partidarios del depuesto Mohamed Mursi.

Los altercados comenzaron en el centro de la capital, El Cairo, cuando las policía comenzó a desalojar a los manifestantes, pero rápidamente se extendió a otras zonas del país, al tiempo que crecía el número de víctimas entre islamistas y policía.

Ante la gravedad de los enfrentamientos, el Gobierno anunció en la televisión que declaraba el estado de emergencia durante un mes y el establecimiento del toque de queda en varias provincias del país: El Cairo, Giza, Alejandría, Beni Suef, Assiout, Mynia, Sohag, Deheyra, Ismailia, Suez, Norte del Sinaí y Sur del Sinaí.

Varias iglesias han sido atacadas, la mayoría en el sur del país, aunque las informaciones son confusas sobre la autoría de esos ataques, ya que los medios de comunicación estatales acusan a los seguidores del depuesto presidente Mursi, mientras que los Hermanos Musulmanes aseguran que sus partidarios no son responsables de los asaltos.

CERRADOS LOS PRINCIPALES ENCLAVES TURÍSTICOS

El acceso a los principales lugares turísticos del país han sido cerrados por miedo a que vean afectados en los enfrentamientos.

Los turistas podrían ser objetivo del conflicto, por eso el Ministerio de Asuntos Exteriores "desaconseja" a los turistas españoles viajar a Egipto.

En sus recomendaciones Exteriores recuerda la situación de estado de emergencia y el toque de queda impuesta por el Gobierno y recomienda que estén "en todo momento" documentados y sigan las indicaciones de las autoridades locales.

En caso de un "súbito" deterioro de las condiciones de seguridad o en caso de arresto o agresiones, el Ministerio insta a los españoles a mantenerse en contacto con sus familiares y allegados, la agencia de viajes y la Embajada.

Para ello pone a disposición de los que ya estén allí el teléfono de emergencias de la embajada, el 012 31 83 783.

REACCIONES INTERNACIONALES

La comunidad internacional ha sido unánime en su llamamiento a la contención de todas las partes, como también ha hecho el jeque de la prestigiosa institución suní de Al Azhar, con sede en El Cairo, Ahmed al Tayeb.

Al Tayeb instó a un diálogo "urgente y serio" para dar una salida a la crisis actual y destacó que "el uso de la violencia nunca será una alternativa a las soluciones políticas".

El secretario de Estado de EE.UU, John Kerry, insta a detener el estado de emergencia declarado en Egipto pese a los "deplorables" episodios de violencia y subrayó que el futuro del país se decidirá "en las próximas horas y días".

"Estados Unidos se opone rotundamente a la vuelta a una ley de estado de emergencia y creemos que debe acabar lo antes posible", dijo Kerry en una declaración no anunciada en el Departamento de Estado.

Por su parte, el Ministerio iraní de Asuntos Exteriores de Irán advirtió hoy sobre el riesgo de guerra civil en Egipto si continúa la situación actual e instó a las partes egipcias a la moderación y a buscar una salida a la crisis lo antes posible: sin duda el enfoque actual de las transformaciones en Egipto fortalece el riesgo de que ocurra una guerra civil en este gran país islámico".