Al menos 6 muertos por disparos de leales al régimen en centro y sur de Siria

Más de 60 personas han muerto en Siria desde el viernes. Las últimas seis han muerto este domingo por disparos de las fuerzas leales al régimen de Bachar al Asad en el centro y el sur de Siria.

Al menos tres personas fallecieron en Homs (centro), dos en Deraa (sur) y una en Hama (centro).

Además, un ciudadano pereció por las heridas sufridas ayer en la localidad septentrional de Idleb.

Entretanto, más de 25 unidades de los servicios de seguridad se han desplegado en Alepo (norte), la segunda mayor ciudad de Siria, donde están llevando a cabo registros en tiendas.

Mientras, hay un intenso intercambio de disparos en el barrio de Dablan en Homs y en Jan Sabil en la provincia de Idleb.

Estas informaciones no han podido ser verificadas de forma independiente debido a las restricciones que impone el régimen sirio a los periodistas para trabajar.

Hoy se espera que una comisión de ministros árabes de Asuntos Exteriores, presidida por Catar, se reúna en Doha con funcionarios sirios para propiciar el diálogo entre el régimen y la oposición, de acuerdo con la última iniciativa árabe para solucionar la crisis siria.

Edelbe recordó que esa cita se va a celebrar coincidiendo hoy con la publicación de una entrevista de Al Asad en el dominical británico "The Sunday Telegraph" en la que "ha amenazado con incendiar la zona".

"Nosotros insistimos una vez más que el actual régimen sirio nunca ha sido un factor de estabilidad en la zona. Esta vez el propio Bachar lo confirma con sus declaraciones", dijo Edelbe.

En la entrevista, Al Asad ha advertido de que un hipotético ataque contra su régimen por parte de los países occidentales podría provocar "otro Afganistán".

"¿Quieren ver otro Afganistán o decenas de ellos? Cualquier problema que haya en Siria quemará toda la región. Si el plan es dividir Siria, eso es dividir toda la región", alertó el mandatario.

Según Edelbe, "es deber de la Liga Árabe dar importancia a las aspiraciones del pueblo sirio y evitar las amenazas del régimen sirio a la región".

Y agregó que el CNS siente una gran decepción por la actuación de organización panárabe y su actitud de "debilidad" ante las autoridades de Damasco.

El pasado 16 de octubre, la Liga Árabe decidió convocar al Gobierno sirio y a la oposición para que iniciaran un diálogo nacional en los quince días siguientes en El Cairo y bajo su supervisión, sin que este se haya producido de momento.

Los Comités subrayaron que desde esa fecha se han registrado 343 "mártires", veinte de ellos menores, y 1.077 detenciones de opositores.

Desde mediados de marzo pasado, Siria es escenario de revueltas populares contra el régimen de Al Asad, que han causado la muerte de unas 3.000 personas, entre ellas unos 187 menores, según las últimas cifras de la ONU.