Nueve muertos y más de 14.000 desplazado por el huracán Matthew

Nueve muertos y más de 14.000 desplazado por el huracán Matthew

El poderoso huracán Matthew, que perdió hoy intensidad al bajar sus vientos máximos sostenidos a 115 millas por hora (185 km/h), continúa su avance hacia el centro y noroeste de Bahamas, informó el Centro Nacional de Huracanes (NHC) de EEUU. Matthew, un huracán de categoría 3, atravesó anoche el extremo oriental de la isla de Cuba y se dirige ahora hacia el centro y noroeste de Bahamas, para situarse el jueves cerca de la costa sureste de Florida (EEUU), indicó el NHC en su último boletín.

Matthew se desplaza hacia el norte noroeste con una velocidad de 10 millas por hora (17 km/h) y se encuentra a 45 millas (85 kilómetros) al este noreste de Cabo Lucrecia (Cuba) y a 115 millas (185 kilómetros) al sur de Long Island, en Bahamas. Se espera que el ciclón mantenga hoy esta trayectoria, seguido de un giro hacia el noroeste esta noche, por lo que Matthew "atravesará Bahamas el jueves y se espera que esté muy cerca de la costa este de Florida el jueves por la tarde", resaltaron los científicos del NHC, con sede en Miami.

Los efectos de Matthew comenzarán hoy a sentirse en el sureste de Bahamas, en el centro por la tarde y en la zona nororiental del archipiélago por la noche. Se mantiene un aviso de huracán (paso del sistema en 36 horas) para el lago Okeechobee, en el norte del condado Miami-Dade (Florida), y desde Golden Beach hasta Sebastian Inlet, una franja costera estadounidense de unos 240 kilómetros. Mantiene, además, los avisos de huracán para Haití y las provincias cubanas de Guantánamo, Santiago de Cuba, Holguín, Granma y Las Tunas, lo mismo que para el sureste, centro y noroeste de Bahamas.

NUEVE MUERTOS Y UNOS 14.000 DESPLAZADOS

El huracán, que ya ha pasado por Haití y Cuba está causando torrenciales aguaceros, fuertes vientos e inundaciones en las zonas donde tocó tierra, además de peligrosos deslizamientos. El saldo preliminar del paso por Haití del huracán Matthew es de al menos nueve muertos y unos 14.000 desplazados, según medios.

Los científicos predicen que Matthew, pese a posibles "fluctuaciones de intensidad", volverá a "fortalecerse ligeramente" en las próximas 478 horas, por lo que podría transformarse de nuevo en un huracán de categoría 4 en la escala de intensidad Saffir-Simpson, de un máximo de 5.

Los últimos modelos por computadora muestra una gran parte de Florida dentro del cono de proyección del huracán. Uno de los modelos, el europeo, proyecta que Matthew podría tocar tierra en el condado de West Palm Beach, al norte de Miami, aunque la mayoría de ellos sitúan el ojo del ciclón fuera de la costa, en el agua. El gobernador de Florida, Rick Scott, advirtió este martes de que un impacto directo de Matthew en Florida podría causar una destrucción masiva como no se ha visto en el estado desde el paso del huracán Andrew en 1992.

Todas las autoridades del estado han repetido en numerosas ocasiones a la población la importancia de estar preparados con agua, comida y medicinas para unos tres días, ante la llegada de este monstruoso huracán.

De acuerdo con el centro meteorológico, Matthew, que llegó a tener la categoría 5, es el huracán más poderoso que se ha formado en el Atlántico desde Félix, en 2007, que causó más de 130 muertos a su paso por Nicaragua. En esta temporada de huracanes en el Atlántico se han formado catorce tormentas tropicales, de las que cinco se han convertido en huracanes (Alex, Earl, Gastón, Hermine y Matthew), que han causado al menos 66 muertes, la mayoría de ellas en México por el paso de Earl.

UNICEF ALERTA DE QUE EL HURACÁN MATTHEW DEJA MÁS DE CUATRO MILLONES DE NIÑOS EN RIESGO EN HAITÍ

Más de cuatro millones de niños de Haití pueden quedar expuestos a los daños que ocasione el huracán Matthew , mientras la tormenta de categoría 4 toca tierra en el empobrecido país caribeño. "Las enfermedades transmitidas por el agua son la primera amenaza para los niños en estas situaciones", advirtió.

Así lo indicó este miércoles Marc Vicent, representante de Unicef en Haití, que se refirió a Matthew como "la peor tormenta" que el país ha visto en décadas. De ahí que su primera prioridad sea asegurar que los menores "tienen suficiente agua potable". El fenómeno, con fuertes vientos y aguas torrenciales, aumenta el riesgo de inundaciones y deslizamientos de tierra, ha provocado el cierre del aeropuerto y se ha pedido que los menores no acudan al colegio. De hecho, muchos de estos centros están siendo usados como refugios de evacuación, según asegura Unicef en un comunicado.

Matthew llega a Haití cuando aún está recuperándose del terremoto de 2010, "con 55.000 personas que aún viven en refugios". En un país donde menos de una de cada cinco personas en las áreas rurales tiene acceso a un saneamiento mejorado, y el 40% de las personas hace uso de fuentes de agua no seguras, se teme que el huracán empeore una situación de por sí precaria, subraya la organización.

Unicef también insiste en que el cólera es endémico en Haití, y con más de 27.000 posibles casos registrados ya este año, con estimaciones de que un tercio de ellos son niños, cualquier daño contra las infraestructuras de agua y saneamiento, o desplazamientos a gran escala, podrían poner a los niños y las familias en un riesgo mayor de infección. Por todo ello, Unicef trabaja ya en la respuesta humanitaria, con suministros de bidones de agua y pastillas potabilizadoras, kits de higiene y mosquiteras para ayudar a salvar la vida a 10.000 personas.