Ocho muertos y decenas de heridos en dos explosiones en Siria

Siria, atentados
Siria, atentados

Al menos ocho personas murieron hoy y decenas resultaron heridas en dos explosiones "terroristas" que tuvieron lugar en la plaza Hananu y en la calle Al Carlton, en la ciudad septentrional de Idleb, informó la televisión oficial siria mientras la oposición eleva a veinte el número de fallecidos.

Entre las víctimas hay tanto civiles como miembros de las fuerzas de seguridad del régimen, afirmó la cadena, que precisó que el recuento de muertos y heridos es provisional.

La televisión mostró imágenes de los daños causados por las explosiones, supuestamente de gran magnitud, en las que se pueden ver edificios, despachos y casas destruidas, además de sangre derramada sobre las aceras.

La cadena estatal ofreció también imágenes de cadáveres destrozados y de niños y mujeres llorando, mientras algunos vecinos increpaban a los opositores sirios, a quienes responsabilizan de las acciones.

Un hombre que resultó herido en la cara explicó a la televisión que una explosión sacudió su barrio temprano esta mañana, sin que pudiese determinar de dónde venía la deflagración.

Por su parte, el opositor Observatorio Sirio para los Derechos Humanos informó de que al menos veinte personas, en su mayoría miembros de las fuerzas de seguridad, murieron hoy en varias explosiones en Idleb.

La organización añadió en un comunicado que los estallidos tuvieron como objetivo sedes de las fuerzas de seguridad sirias.

Estos sucesos tienen lugar un día después de la llegada a Damasco del nuevo jefe de la misión de supervisión de la ONU en Siria (UNSMIS), el general noruego Robert Mood, para verificar el cumplimiento del plan de paz.

Sobre el terreno hay ya desplegados quince observadores militares desarmados de la misión, y se espera que hoy llegue un grupo de treinta, de los trescientos que integrarán la UNSMIS.

El objetivo de la UNSMIS es comprobar el cumplimiento del plan de paz para Siria, vigente desde el 12 de abril, que estipula el fin de la violencia, la retirada de los carros de combate de las ciudades, la liberación de los detenidos de forma arbitraria y el inicio de un diálogo entre el Gobierno y la oposición, entre otros puntos.