Cinco muertos en un choque entre Líbano e Israel

Un teniente-coronel israelí ha muerto y un capitán ha resultado herido de extrema gravedad en el intercambio de fuego entre los ejércitos de Israel y El Líbano registrado hoy en la frontera entre ambos países, en el que han muerto también cuatro libaneses, informó el Ejército israelí.

La víctima mortal ha sido identificada como Dov Harari, un teniente-coronel en la reserva de 45 años de edad al mando de un batallón, precisó el Ejército en un comunicado difundido tras levantase la censura en la publicación, una vez que la familia ha sido informada del fallecimiento.

En cuanto al herido, que se encuentra en estado crítico, se trata del capitán Ezra Lakia, comandante de pelotón.

En declaraciones a los medios, el responsable del Comando General del Norte del Ejército israelí, Gadi Eizenkot, calificó lo sucedido de "emboscada deliberada" lanzada por un tirador del Ejército libanés cuando las tropas israelíes efectuaban una "operación que consistía en podar unos arbustos situados cerca de la frontera".

"Fue un acto planeado con anterioridad, una agresión del Ejército libanés que disparó contra soldados (israelíes) dentro de territorio israelí sin que mediase provocación alguna. Consideramos muy grave este incidente", señaló.

En conversación telefónica con varios medios, la portavoz del Ejército, la comandante Avital Leibowitz, señaló que el incidente, en el que perdieron la vida al menos tres soldados libaneses y un periodista, tuvo lugar "plenamente en territorio israelí", aunque declinó especificar la acción que efectuaban los militares.

"No es relevante explicar lo que hacemos en nuestro territorio", agregó.

En un comunicado, el Ejército israelí subraya que sus soldados fueron atacados por tropas libanesas cuando efectuaban una "acción rutinaria de mantenimiento que había sido pre-coordinada con la UNIFIL", la misión de la ONU en el sur del Líbano.

Los soldados israelíes se encontraban en territorio de su país, entre la "línea azul" (marcada por la ONU para certificar la retirada israelí del sur del Líbano en mayo de 2000 tras 22 años de ocupación) y la barrera de seguridad instalada por Israel y ubicada antes de la "línea azul", precisa la nota.

"La fuerza del Ejército israelí devolvió fuego inmediatamente con armas ligeras contra una fuerza del Ejército libanés. El Ejército israelí también empleó fuego de artillería. Varios minutos más tarde un helicóptero de la Fuerza Aérea de Israel disparó contra el Centro de Mando del Batallón del Ejército libanés en (el poblado de) Al-Taybeh, dañando varios vehículos armados de combate", señala.

El Ejército israelí recalca que "considera a las Fuerzas Armadas de El Líbano responsables del incidente que alteró la calma en la región, así como de sus consecuencias".

El jefe del Estado Mayor, Gabi Ashkenazi, se encuentra en la frontera entre Israel y El Líbano, desde donde está "siguiendo de cerca los acontecimientos", mientras que la población israelí en la norteña región de la Galilea "sigue con su forma de vida rutinaria".

Por su parte, el Ministerio israelí de Exteriores señaló en un comunicado que considera el incidente "una flagrante violación de la Resolución del Consejo de Seguridad (de las Naciones Unidas) 1701" y advierte de las "consecuencias si continúan estas violaciones".

"La última violación se une a una larga lista de violaciones de la resolución 1701, principalmente el rearme masivo de unidades de Hizbulá, incluido en el sur del Líbano" afirma la nota, que añade que "Israel considera al Gobierno libanés responsable del trágico evento y advierte de las consecuencias si estas violaciones continúan".

El titular de Exteriores, Avigdor Lieberman, ha dado instrucciones a la representación israelí ante la ONU para que presente una queja al Consejo de Seguridad por el choque.

"FLAGRANTE VIOLACIÓN" DE RESOLUCIÓN DE ONU

Israel considera el intercambio de fuego en su frontera con el Líbano "una flagrante violación de la Resolución del Consejo de Seguridad (de las Naciones Unidas) 1701" y advierte de las "consecuencias si continúan estas violaciones".

"La última violación se une a una larga lista de violaciones de la resolución 1701, principalmente el rearme masivo de Hizbulá, incluido en el sur del Líbano" afirma el Ministerio de Exteriores en un comunicado, que añade que "Israel considera al Gobierno libanés responsable del trágico evento y advierte de las consecuencias si estas violaciones continúan".

El ministro de Exteriores, Avigdor Lieberman, ha dado instrucciones a la representación israelí ante la ONU para que presente una queja por el choque registrado esta mañana en la frontera, agrega la nota.

CONTIGENTE ESPAÑOL

El contingente español está en el sur del Líbano desde 2006 junto a otros países, de conformidad con la resolución 1701 del Consejo de Seguridad de la ONU, para supervisar el alto el fuego acordado tras la guerra entre Israel y Hizbulá de ese año, que dejó más de 1.200 muertos

El enfrentamiento armado tiene lugar precisamente el mismo día que Hizbulá tiene programadas una serie de celebraciones con motivo del cuarto aniversario del final de esa guerra con Israel.

El presidente libanés, Michel Suleiman, en un mensaje dado a conocer por su oficina, dio órdenes al Ejército para responder a las violaciones israelíes de la resolución 1701, "sin tener en cuenta los sacrificios".