Al menos dos muertos en un atentado suicida contra una sede policial en Nigeria

Al menos dos muertos en un atentado suicida contra una sede policial en Nigeria
Al menos dos muertos en un atentado suicida contra una sede policial en Nigeria

Un atentado suicida contra la sede de la Policía nigeriana en Abuya provocó la muerte de al menos dos agentes y ha causado un número indeterminado de heridos, según informó hoy un portavoz de los gendarmes, Olusola Amore. Según la fuente, el terrorista suicida se adentró en el complejo "Louis Edet" de la Policía con un vehículo cargado de explosivos y lo detono en la zona de aparcamiento del grupo de edificios, que está fuertemente vigilado por agentes de seguridad.

Aunque hasta el momento sólo se ha informado de la muerte de los dos policías y del suicida, medios locales indican que testigos presenciales afirman haber visto numerosas ambulancias llegar a los distintos hospitales de Abuya, por lo que se teme que el número de fallecidos y heridos sea elevado.

La explosión afectó asimismo a 73 coches que se encontraban en el aparcamiento, que comenzaron a arder, lo que provocó daños en los edificios colindantes al parque policial.

Aunque ningún grupo terrorista se ha responsabilizado del atentado suicida, los expertos señalan al grupo radical islámico Boko Haram, que ayer aseguró que intensificaría sus ataques y los extendería por todo el territorio nacional en lugar de concentrarse en la zona norte de Nigeria, como había hecho hasta ahora.

La declaración de intenciones de Boko Haram se produjo después de que el inspector general de la Policía Hafiz Ringim asegurara ante los medios que la organización terrorista tenía los días contados. Los radicales de Boko Haram pretenden instaurar la Ley Islámica (Sharia) en Nigeria, que se aplica en los estados septentrionales del país.

El atentado suicida de hoy es el último de una serie de ataques contra las autoridades, como el que tuvo lugar poco después de la investidura del presidente de Nigeria, Goodluck Jonathan, en el que se produjeron tres explosiones simultáneas en tres ciudades distintas que dejaron varios heridos y de las que se responsabilizó Boko Haram.

Más de 10.000 personas han muerto en Nigeria en enfrentamientos entre grupos musulmanes y cristianos y las fuerzas de seguridad desde 1999, cuando se implantó la "Sharia" en doce estados norteños del país.