Seis muertos en un asalto guerrillero al Parlamento de Chechenia

4cheche_20101019V0.wmv

La guerrilla chechena ha lanzado este martes un nuevo ataque, esta vez contra el Parlamento de esa república norcaucásica rusa, con resultado de al menos seis muertos, entre ellos tres atacantes, y 17 heridos. Según explicó el presidente de Chechenia, Ramzán Kadírov, hacia las 08:45 hora local (04:45 GMT) tres guerrilleros armados mataron a dos agentes de seguridad y al administrador de la sede del Legislativo, que se encuentra en la capital chechén, Grozni. "Como resultado de acciones coordinadas, se llevó a cabo una operación especial que se prolongó durante 15-20 minutos para neutralizar a los guerrilleros y poner a salvo a los diputados y empleados técnicos que se encontraban en el recinto del Parlamento", precisó Kadírov, citado por las agencias rusas.

Agregó que en la operación participaron seis agentes de la policía especial y otros seis agentes antidisturbios.

"Todos los diputados están vivos, han sido evacuados del Parlamento y se encuentran a salvo", subrayó Kadírov.

En tanto, el Comité de Instrucción de la Fiscalía informó de que en el ataque resultaron heridas además 17 personas, entre ellas seis policías.

"Según datos preliminares de la investigación, esta mañana tres guerrilleros accedieron al recinto del complejo gubernamental en Grozni. Uno de ellos activó una bomba que llevaba encima a la entrada del Parlamento chechén", indicó una fuente de la Fiscalía.

Los otros dos guerrilleros se atrincheraron en el interior del edificio y luego también activaron sus bombas, agregó.

El Comité Nacional Antiterrorista informó de hasta cuatro participantes en el asalto al Legislativo, que posteriormente resultaron muertos.

INCOMPRENSIBLE POLÍTICA EUROPEA

El presidente chechén y el ministro del Interior ruso, Rashid Nurgalíev, acudieron a la sesión prevista para en el Parlamento, en la que debía estudiarse un proyecto presupuestario. Kadírov aprovechó su intervención en el hemiciclo para lanzar duras críticas contra los Estados europeos que se niegan a extraditar a Ahmed Zakáyev, uno de los últimos líderes históricos de la guerrilla separatista chechena. Zakáyev combatió contra las fuerzas federales en los años 90 del siglo pasado, y actualmente está exiliado en Londres.

"Las autoridades y servicios de seguridad de Londres, de Varsovia y demás, ocultan a guerrilleros que han matado gente y cometido crímenes en territorio chechén. ¿Dónde queda la justicia, dónde la democracia?", declaró el presidente. "La política de Europa me es incomprensible", agregó.

Sobre Zakáyev pesa una orden de arresto internacional emitida por la Interpol a instancias de Rusia, que le acusa de asesinato de miembros de las fuerzas de seguridad, de terrorismo y de haber colaborado en la matanza de rehenes en el teatro "Dubrovka" de Moscú en 2002.

Por su parte, Nurgalíev declaró que el asalto de hoy constituye un hecho "atípico para la Chechenia de hoy", donde la situación, según él, es "estable y segura".

Al mismo tiempo aseguró que "el Ministerio del Interior en Chechenia cuenta con un núcleo organizado de profesionales capacitados para garantizar la seguridad y el orden público y para velar por la vida e integridad de los ciudadanos".

Según el presidente del Parlamento chechén, Dukubaja Abdurajmánov, que durante el asalto fue evacuado de la sede del Legislativo, el ataque estuvo coordinado desde el extranjero. "Da igual de qué centros extranjeros, de qué páginas web lleguen las órdenes. Como partidario del jefe de la república y como chechén declaró: No nos intimidarán ni nos desviarán de nuestro camino", agregó.

Por su parte, el presidente del comité de Seguridad de la Duma (Parlamento) del Estado, Vladímir Vasíliev, "teniendo en cuenta que (los guerrilleros) eran pocos, el objetivo (del ataque), obviamente fue local", aunque agregó que la investigación deberá esclarecer cuáles eran las intenciones de los guerrilleros.

El ataque de hoy se produce mes y medio después de que doce guerrilleros murieran en el enfrentamiento que se produjo cuando un comando atacó de madrugada la comitiva del presidente chechén al sureste de Grozni.

Desde el levantamiento del régimen de operación antiterrorista en Chechenia, que estuvo en vigor durante casi diez años, el conflicto se ha extendido aún más a las repúblicas vecinas de Daguestán e Ingushetia.

Tras el ataque de contra el Parlamento chechén, el Ministerio del Interior daguestaní ha redoblado las medidas de seguridad en los edificios y recintos oficiales, así como en instalaciones de interés público.