Más de 8.000 muertos en Libia desde el inicio de las revueltas hace cinco semanas

Entre 8.000 y 10.000 personas han muerto en Libia desde el inicio de la revuelta contra el líder libio, Muamar al Gadafi, según cálculos difundidos por los rebeldes en Bengasi, capital de los revolucionarios.

El portavoz de los rebeldes, Mustafa Geriani, dijo en declaraciones a los periodistas que no descartan que la cifra pueda ser superior. "Habrá que ver cuando estos tipos se marchen, porque, por ejemplo en Trípoli, de donde no tenemos datos, sabemos que 1.200 personas fueron secuestradas en sus casas -activistas políticos y gente originaria de Bengasi- y han podido ser empleadas como escudos humanos", destacó.

Y recordó que en Bengasi tan solo el fin de semana pasado fallecieron 120 personas durante los enfrentamientos con los gadafistas.

Por otro lado, señaló que el régimen de Gadafi ha intentado en varias ocasiones negociar con los rebeldes pero que ellos siempre lo han rechazado. "Siempre hemos pedido que detengan primero los asesinatos" para sentarse en la mesa a dialogar", indicó. Asimismo, Geriani negó que se haya entablado conversaciones con jefes tribales y que vayan a iniciarlas.

Además, reiteró el llamamiento de los rebeldes a que las fuerzas internacionales detengan el reclutamiento de mercenarios por parte de Gadafi y subrayó que "la calle libia es positiva sobre la intervención extranjera", aunque reiteró el rechazo a cualquier operación terrestre.

LOS REBELDES PREVÉN QUE RECUPERARÁN CONTROL TOTAL DE AJDABIYA ENTRE ESTE JUEVES Y VIERNES

Los rebeldes libios prevén que recuperarán el control total de la estratégica localidad de Ajdabiya, 160 kilómetros al sur Bengasi, entre hoy y mañana, señaló el portavoz de los revolucionarios Mustafa Geriani. "Creo que Ajdabiya caerá en nuestras manos entre hoy y mañana", predijo Geriani en declaraciones a los periodistas en Bengasi, capital de los revolucionarios.

Aun así, Geriani expresó su preocupación por lo que van a encontrarse allí cuando los choques con las fuerzas del líder libio, Muamar al Gadafi, terminen porque "podría haber miles de muertos"."Esperamos encontrar una gran cifra de víctimas y edificios destruidos" cuando todo acabe, subrayó el representante de los revolucionarios.

El portavoz explicó que la coalición internacional ha bombardeado posiciones gadafistas en el acceso oeste de Ajdabiya, por lo que expresó su esperanza de que las tropas rebeldes sean capaces de tomar el control de esa entrada de la ciudad. "Las fuerzas de Gadafi en Ajdabiya tienen la moral debilitada", indicó Geriani.

En cuanto a Misrata, 200 kilómetros al este de Trípoli, "está bajo control de los rebeldes", aunque apuntó que "anoche barcos de Gadafi intentaron tomar el control del puerto por mar, pero fueron repelidos por los rebeldes"."La situación humanitaria en Misrata y en Zintan (en el oeste del país) es muy mala", afirmó. Sobre Zintan, Geriani agregó que, pese a que es su "principal preocupación", la orografía de la localidad está complicando que las tropas de Gadafi la tomen.