Se mantiene activo el incendio cerca del puerto chileno de Valparaíso

Incendio en Valparaiso y Villa del Mar
Incendio en Valparaiso y Villa del Mar |Telemadrid

El incendio que ha arrasado unas 460 hectáreas de pastizales y matorrales en las cercanías de las ciudades costeras chilenas de Valparaíso y Viña del Mar ya está contenido, aunque todavía se mantiene activo, según informó el Gobierno.

Debido a la peligrosidad del siniestro, que se desató en la tarde del viernes y que en algún momento amenazó con expandirse a lugares habitados, las autoridades decretaron zona de catástrofe en el área afectada y unas 7.000 personas fueron evacuadas, aunque en la mañana del sábado pudieron retornar a sus hogares.

"Se ha apoyado con todos los requerimientos que se han efectuado y se ha utilizado la última tecnología para prever escenarios y emplear lo que se requiere para controlar este incendio", señaló a periodistas el director de la Oficina Nacional de Emergencia (ONEMI), Ricardo Toro, en la segunda evaluación del día sobre el siniestro.

Precisó que "esto ha permitido contener el incendio", aunque no controlarlo definitivamente. De hecho, se prevé que durante la tarde las condiciones meteorológicas se tornen más adversas, ya que se esperan ráfagas de viento por sobre los 30 kilómetros por hora, altas temperaturas y una muy baja humedad.

"La gente tiene que estar tranquila pero sí tener la preocupación de tomar las medidas en caso de tener que evacuar porque en las tardes el viento cambia", advirtió Toro.

"Por el momento está contenido todo lo que puede ser afectación a viviendas, lo que ha sido producto del excelente trabajo que han realizado los organismos que tienen responsabilidad en esto", añadió.

Por su parte, el director de la Corporación Nacional Forestal (Conaf), Aaron Caviedes, informó de que ocho aviones y la misma cantidad de helicópteros se han trasladado a la zona del incendio para apoyar el trabajo que llevan a cabo cientos de brigadistas y bomberos para contener la expansión del fuego.

"Durante la tarde se consideran condiciones más pesadas y para eso nos estamos preparando y el énfasis lo mantendremos en proteger a la población", dijo Caviedes.

El ministro de Defensa, Jorge Burgos, en tanto, destacó que en la región de Valparaíso se ha mantenido el orden público sin que se registren mayores incidentes.

"El orden público está mantenido bajo control absoluto de las fuerzas armadas y fuerzas de orden y seguridad, la gente puede estar tranquilo desde esa perspectiva", dijo Burgos.

Desde que se desató el incendio ayer en un vertedero clandestino, una mujer de 66 años murió por un paro cardiorrespiratorio y 15 bomberos y seis civiles resultaron heridos.

También se mantiene suspendido el suministro de electricidad en varias áreas de la ciudad de Valparaíso y algunas vías de acceso están con su tráfico interrumpido. Las autoridades han solicitado a la población que se abstenga de viajar hacia la zona del incendio para no dificultar las labores de control del fuego.

Junto al incendio de Valparaíso otros siete siniestros de alta peligrosidad de mantienen activos en el centro sur del país y han sido difíciles de aplacar por las condiciones climáticas con temperaturas inusualmente altas para la época del año, que marca el fin del verano austral.

Caviedes dijo que, pese a los esfuerzos desplegados para atacar el siniestro de Valparaíso, no se ha descuidado el trabajo en otras regiones del país y se mantienen todas las labores necesarias para aplacar los incendios forestales.

En abril de 2014 Valparaíso sufrió el peor incendio de su historia, el que causó varias muertes, miles de personas evacuadas y la destrucción de centenares de viviendas.