Los laboristas británicos ganan en 74 municipios y consiguen 776 concejales más

Los laboristas británicos por delante en el recuento de las municipales
Los laboristas británicos por delante en el recuento de las municipales |Telemadrid

El Partido Laborista británico ganó en 74 de los 181 municipios que estaban en juego en las elecciones locales celebradas el jueves en el Reino Unido y consiguió 776 nuevos concejales, a falta de concluir el escrutinio en Londres y otras dos localidades del país.

El principal partido en la oposición superó con creces a conservadores y liberaldemócratas, que integran la coalición de Gobierno, al conseguir 2.044 concejales de los cerca de 5.000 de esos cargos que estaban en juego en Inglaterra, Gales y Escocia.

Los "tories" ganan en 41 municipios y reúne un total de 991 concejales (397 menos) mientras los liberaldemócratas solo consiguieron imponerse en dos localidades y logran 402 concejales (53 menos). Según las estimaciones de la cadena pública de televisión BBC, el Partido Laborista de Ed Miliband se alzó con el 38 por ciento del voto total, frente al 31 por ciento de los "tories" del primer ministro, David Cameron, y el 16 por ciento de los liberaldemócratas de Nick Clegg.

A falta de conocer el resultado clave de Londres, donde va de momento en cabeza el actual regidor conservador Boris Johnson, los otros dos alcaldes elegidos en estos comicios han sido para los laboristas, en las ciudades inglesas de Liverpool y Salford.

También las ciudades escocesas de Edimburgo y Glasgow estarán gobernadas por los laboristas, después de que los liberaldemócratas perdiesen la primera y el Partido Nacionalista Escocés (SNP) fuese incapaz de imponerse en la segunda, como era su objetivo.

El complejo sistema vigente en el Reino Unido ha ralentizado el escrutinio, a la espera de que esta noche, previsiblemente después de las 22.00 GMT, se conozca el resultado de Londres, donde el actual alcalde "tory" va en cabeza con el 44 % de los votos, frente al laborista y exalcalde Ken Livingstone, con el 40 %.

Cerca de 32 millones de británicos fueron llamados el jueves a las urnas para elegir a 5.000 concejales en 181 municipios, si bien la participación fue de apenas el 32 por ciento, la más baja desde los comicios de 2000.

En las elecciones municipales del Reino Unido es habitual que los partidos en el Gobierno sufran un voto de castigo y todos los líderes políticos achacaron el resultado electoral a la recesión que vive la economía británica, que ha pasado factura a la actual coalición gobernante.

Al aceptar su derrota, el primer ministro conservador, David Cameron, la achacó a la crisis y dijo que las medidas que está tomando el Ejecutivo son "difíciles" pero "correctas" por "el bien del país". Uno de los grandes perdedores ha sido el viceprimer ministro y líder liberaldemócrata, Nick Clegg, cuyo partido ha quedado por debajo de los 3.000 concejales por primera vez desde 1998 pese a que los comicios locales tradicionalmente se le han dado muy bien.

Clegg dijo en todo caso que está decidido a que "sigamos desempeñando nuestra labor" de "reformar la economía británica. No es un trabajo fácil y no se puede hacer de la noche a la mañana pero nuestro deber es impulsar el empleo y la inversión".

Por su parte, el gran ganador de las elecciones, el líder del Partido Laborista Ed Miliband, se felicitó hoy por la victoria si bien evitó el triunfalismo al señalar que su formación "se está ganando otra vez la confianza" de los votantes, perdida en el descalabro sufrido por su partido en las generales de 2010.