La justicia turca ordena la detención de 42 empleados de medios comunicación

Concentración en la plaza de Taksim para manifestarse contra el fallido golpe de Estado
Concentración en la plaza de Taksim para manifestarse contra el fallido golpe de Estado |Telemadrid

La Justicia turca ha ordenado hoy el arresto de 42 periodistas acusados de pertenecer "a la rama de medios de comunicación" del imperio económico de Fethullah Gülen, el predicador exiliado al que Ankara acusa de organizar el fallido golpe militar del 15 de julio.

Según la emisora CNNTürk, todos los afectados son periodistas y, según verificó Efe, entre ellos hay reporteros, presentadores de televisión y columnistas o escritores.

Once de los 42 periodistas se encuentran fuera de Turquía, señala CNNTürk, que especifica que de ellos ocho abandonaron en país tras el golpe.

Entre los periodistas en busca y captura se cuenta Nazli Ilicak, exdiputada y conocida columnista, para cuya localización se ha puesto en marcha un amplio dispositivo policial en la localidad costera de Bodrum.

Ilicak fue despedida del diario progubernamental Sabah en 2013 por criticar al Gobierno y defender la investigación anticorrupción promovida por fiscales simpatizantes de Gülen.

Amnistía Internacional (AI) se ha referido a estas detenciones como un "ataque descarado a la libertad de prensa".

"Este es el último alarmante estadio en lo que se está convirtiendo en una creciente y descarada purga basada en la afiliación política", ha denunciado Gauri van Gulik, subdirector de AI para Europa.

"Al detener a periodistas, el Gobierno fracasa al distinguir entre actos criminales y crítica legítima. En vez de sofocar la libertad de prensa e intimidar a los periodistas, es vital que las autoridades turcas permitan a los medios hacer su trabajo y acabar con esta draconiana represión de la libertad de expresión", reclamó.

En el último año, las autoridades turcas han intervenido varios diarios y emisoras de televisión gülenistas, donde impusieron administradores y despidieron parte de la plantilla para cambiar la orientación política del medio.

Así, diarios como Zaman, Bugün o Millet, firmes aliados del Gobierno islamista hasta 2013 y adversarios desde entonces, ya no están en manos de simpatizantes de Gülen, pero sus antiguos responsables han fundado nuevos periódicos, como Özgür Düsunce, donde ha trabajado Ilicak hasta ahora.

DESPIDOS DE EMBAJADORES

El ministro de Exteriores turco, Mevlüt Çavusoglu, ha anunciado también que la purga de simpatizantes de la cofradía de Fethullah Gülen, el predicador exiliado al que Ankara acusa de instigar el fallido golpe militar del 15 de julio, se extenderá a los diplomáticos y alcanzará a embajadores.

"Habrá personas a nivel de embajadores que serán suspendidos del servicio", confirmó el jefe de la diplomacia turca en una entrevista con la emisora Habertürk.

Çavusoglu explicó que el cuerpo diplomático turco había sido infiltrado por las redes gülenistas mediante la filtración previa de las preguntas en los exámenes de acceso al funcionariado o para cualificarse para ascensos.

"Hacemos exámenes clásicos. Traducir entre inglés y turco es parte de ello. Pero a esas personas les dieron la traducción y las preguntas y respuestas mucho antes y fueron asignadas a puestos clave", explicó el ministro.

"Serán apartadas del servicio. Estamos trabajando de forma meticulosa, examinando y evaluando las nuevas informaciones. Tienen todos un nivel muy bajo de idiomas. También es sospechoso que en un examen (para el puesto) de jefe de oficina aprobasen 90 de 95 candidatos, cuando nunca es más del diez por ciento", abundó.

Çavusoglu matizó que los funcionarios con nivel de embajador suspendidos hasta ahora no encabezaban legaciones diplomáticas sino que trabajaban en el Ministerio en Ankara, pero agregó que "con certeza también se retirarán cargos inferiores activos en el extranjero".

REUNIONES DE ERDOGÁN

El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, se reúne hoy con los líderes del partido gobernante y de dos de las tres formaciones opositoras representadas en el Parlamento para tratar sobre el fallido golpe militar del pasado día 15 y las medidas tomadas contra los supuestos responsables.

Según informa el diario Hürriyet Daily News en su edición de hoy, que cita fuentes de la oficina del presidente, Erdogan ha excluido de la reunión al prokurdo partido HDP, el tercero del Parlamento, al que el jefe de Estado acusa de tener una postura proclive al proscrito Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK).

Así, están invitados el primer ministro, Binali Yildirim, líder del islamista AKP en el poder; Kemal Kiliçdaroglu, jefe del socialdemócrata Partido Republicano del Pueblo (CHP), el mayor de la oposición; y Devlet Bahçeli, al frente del también opositor Movimiento Nacionalista (MHP).

Según el rotativo, en el encuentro en el palacio presidencial en Ankara Erdogan agradecerá a los tres líderes políticos su claro posicionamiento contra la asonada fallida.

Además, "escuchará sus puntos de vista sobre la lucha en curso" contra las redes del predicador islamista Fethullah Gülen, a quien Ankara responsabiliza del golpe fracasado.

AGRADECIMIENTO A PUTIN

El Gobierno turco ha asegurado hoy que Rusia y su presidente, Vladímir Putin, le mostraron frente al fallido golpe de Estado del pasado día 15 el respaldo que esperaba también de otros países amigos.

"De Rusia sí hemos recibido un apoyo incondicional, desinteresado. Se lo agradecemos mucho a nuestros amigos rusos, en primer lugar a Putin. A decir verdad, es lo que esperábamos de los demás países amigos, lo que debería ser", afirmó el ministro de Exteriores, Mevlüt Çavusoglu, en declaraciones a Habertürk TV.

Las autoridades turcas han criticado la postura y la reacción de Estados Unidos y de los países de la Unión Europea ante la intentona golpista, sobre todo ante la oleada de detenciones y despidos lanzada por Ankara contra miles de sospechosos de haber estado implicados en la asonada.

Erdogan acusó el pasado sábado a la Unión Europea (UE) de que su respuesta al intento de golpe de Estado muestra que "o tienen prejuicios o son incapaces de hacer una evaluación correcta".

Ankara también ha criticado a Washington en relación a la exigencia de pruebas contundentes para extraditar a Fethullah Gülen, el predicador residente en ese país al que el Gobierno turco acusa de orquestar la asonada golpista.

El agradecimiento de Çavusoglu a Putin llega cuando Rusia y Turquía están avanzando en la recomposición de sus relaciones, después de meses de tensión por el derribo de un caza ruso por parte de la Fuerza Aérea de Turquía.

Se espera que Erdogan y Putin se reúnan en Moscú el próximo mes de agosto para culminar la reconciliación.