El juicio contra el autor confeso del doble atentado en Noruega comenzará en 2012

El juicio contra Anders Behring Breivik, autor confeso del doble atentado en Noruega que causó 76 muertos, comenzará el año que viene debido a la complejidad del caso, aseguró hoy el Fiscal General noruego, Tor-Aksel Busch. El Fiscal General subrayó que hay todavía muchos puntos sin esclarecer y que por respeto a las víctimas y a los afectados, la investigación está siendo muy exhaustiva.

"La policía está peinando tanto (la isla de) Utoya como el edificio gubernamental para hallar pruebas. Además, muchos de los que sobrevivieron están siendo interrogados, todo ello con el fin de saber lo máximo posible de lo que ocurrió", indicó. Expresó su esperanza de que la gente comprenda que se trata de un "trabajo laborioso" y que aquí, al igual que en otros casos de asesinato, la investigación debe ser exhaustiva.

El pasado martes, el fiscal de la Policía noruega, Christian Hatlo, adelantaba la posibilidad de imputar a Breivik "crímenes contra la humanidad", con lo que podría ser condenado a hasta 30 años de cárcel, frente a la pena máxima de 21 años que prevé el código penal noruego. "Por supuesto que lo estudiaremos detenidamente", declaró Busch, quien agregó que en la fase actual lo más apropiado sería imputarle cargos por terrorismo.

El abogado de Breivik, Geir Lippestad, sugirió el mismo martes que su defendido "está loco" y vive en un mundo paralelo. "Todo este caso apunta a que él está loco", señaló el letrado en un encuentro con los medios en el que relató públicamente los primeros contactos con el ultraderechista e islamófobo Breivik.

Lippestad apuntó que "aún es demasiado pronto" para hacer cualquier valoración definitiva sobre el estado mental de su cliente y remitió a los exámenes psicológicos que le van a practicar en los próximos días al menos dos especialistas.

EL MOMENTO DE LA EXPLOSIÓN EN EL CENTRO DE OSLO

Las cámaras de seguridad de un establecimiento comercial grabaron el instante en que Breivik hizó estallar el potente artefacto en el centro de Oslo. Hoy se han conocido detalles de la detención del asesino multiple, que intentó negociar con la policía que tenía ordenes de disparar a matar.

Se trata de unas imágenes grabadas por las cámaras de seguridad de un restaurante donde los clientes se vieron sorprendidos por el atentando del pasado viernes.

Videos como este u otros de las calles próximas al lugar de la explosion estan siendo analizados por los investigadores para esclarecer los movimientos de Anders Breivik antes y despues del atentado de Oslo.

Los investigadores también tratan de seguir el camino que hizo hasta la isla de Utoya donde continuó con su locura.

Breivik confesó a su abogado que le sorprendió salir vivo de la isla y ahora se ha sabido que las fuerzas de élite de la Policía noruega tenían orden de disparar incluso a matar para detenerle. En el último minuto, la orden fue anulada cunado uno de los agentes comunicó que el asesino estaba desarmado y no portaba explosivos. Breivik, incluso trató de negociar con la Policía en la casa donde le retuvieron antes de ser trasladado a Oslo.

Quienes tambien cuentan lo que vivieron en aquellas interminables horas son los miembros del equipo de salvamento . "Lo que nos encontramos fue terrible. A uno de mis compañeros que trataba de ayudar a los chicos que estaban tirados en el suelo, sin moverse, le preguntaron cuando los levantaba, si iba a disparles. Esto describe muy bien el estado de terror de esos muchachos", asegura uno de los integrantes de esos equipos de rescate.

La mayoría de las víctimas identificadas en el doble atentado de Noruega tenía entre 14 y 19 años, otros 300 jovenes pudieron ser rescatados del agua.

SIGUE LA BUSQUEDA DE LOS DESAPARECIDOS

La policía noruega reconoció hoy que los equipos de rescate siguen la búsqueda de un "muy reducido" grupo de personas que permanecen aún como "desaparecidas" tras el doble atentado que dejó 76 muertos en Oslo y en la cercana isla de Utøya. No obstante, las fuerzas de seguridad indicaron que por el momento no se van a difundir más detalles al respecto, ni sobre el número total de desaparecidos ni sobre sus identidades. "Seguiremos la búsqueda mientras tengamos esperanzas de encontrar a algún superviviente", aseguró Hjort Kraby, fiscal de la policía, seis días después de los ataques.

Desde el pasado viernes, varias embarcaciones, submarinistas y un pequeño submarino peinan las aguas próximas a la isla de Utøya, en busca de los cuerpos de algunas de las víctimas no rescatadas hasta el momento.

Asimismo, Kraby pronosticó que el juicio contra el autor confeso de la doble tragedia, Anders Behring Breivik, no comenzará hasta el próximo año, ya que la investigación policial y judicial llevará "varios meses". "Es muy pronto para saber cuándo", apuntó.