El joven que irrumpió en el edificio de NOS en Holanda dice que actuó solo

El joven que irrumpió en el edificio de NOS en Holanda dice que actuó solo
Susto en la sede de la televisión holandesa |Archivo

La Policía holandesa informó de que el joven armado que irrumpió en las instalaciones de la televisión pública holandesa NOS poco antes del inicio del telediario de anoche, ha reconocido que actuó solo y que el arma era falsa. La Policía neerlandesa informo en un comunicado de que Tarik Z., de 19 años, continua retenido y bajo investigación.

El detenido ya ha declarado que "no actuó en nombre de ninguna organización" y que "el arma era falsa", además de que "no existe ningún ataque cibernético inminente ni se colocaron artefactos explosivos en el país", como había dicho durante el episodio.

Igualmente se descarta que este suceso esté relacionado con otros casos en los Países Bajos o en el extranjero, informa la Policía.

El joven, de origen tunecino y residente en la localidad de Pijneker, comparecerá esta tarde ante el juez, indicó la misma fuente, que señaló que la Fiscalía solicitará prisión preventiva mientras se investigan los motivos de su actuación y se analiza su personalidad.

El ministro de Justicia holandés, Ivo Opstelten, señaló al término del incidente que duró una hora y que mantuvo al país en vilo, que el suceso "parecía obra de un hombre solo" aunque la policía hará "más investigaciones en este sentido".

Las preocupaciones se centran ahora en la seguridad del complejo MediaPark, en donde se sitúan las instalaciones de NOS y de otros medios de comunicación y en donde ya se han producido otros incidentes en varias ocasiones.

"Tenemos malas experiencias y esto no es bueno para la imagen de MediaPark, así que tenemos mejorar la seguridad sea como sea", dijo al respecto el alcalde de Hilversum, Pieter Broertjes, tras una reunión hoy entre la Policía, el Ayuntamiento y la propia cadena de noticias NOS.

Aunque no se han planteado cercar el complejo, una de las medidas podría consistir en mantener menos tiempo abiertas sus puertas, lo que plantea un problema al medio de comunicación, ya que según admitió el alcalde "NOS recibe tantos visitantes que es casi imposible realizar una identificación a cada uno" de ellos.

Desde los hechos de ayer las medidas de seguridad de las instalaciones de MediaPark en Hilversum se ha reforzado aunque, varios medios nacionales ponen las ponen en duda.

Según publicó el periódico "De telegraaf el extenso complejo donde se encuentran las sedes principales de la cadena NOS y RTL, "la seguridad es de risa".

"Después del asesinato de Pim Fortuyn en mayo de 2002, con motivo de una entrevista en el mismo complejo, se aumentó la vigilancia, pero desde hace varios años se ha reducido significativamente" y "solo guardias de seguridad desarmados protegen los edificios principales de los medios de comunicación", indicó ese medio.

Por su parte, la Asociación Holandesa de Periodistas (NVJ) ya ha solicitado una reunión de urgencia con el director de la agencia antiterrorista del gobierno holandés (NCTV), Dick Schoof, y con los alcaldes de Hilversum y Amsterdam porque considera "muy preocupante" la facilidad con la que el joven irrumpió en las instalaciones de NOS, según un comunicado.

La NVJ quiere tratar la seguridad de las oficinas de los medios, al tiempo que ha alertado de la "gran vulnerabilidad de los redactores".

El detenido, que entró en los estudios de NOS a la hora del informativo nocturno, lo que provocó la interrupción de las emisiones de la cadena durante casi una hora, penetró en el edificio diciendo que iba a participar en una emisión de radio, informa hoy la propia cadena.