Al menos 130 inmigrantes mueren al tratar de llegar a Lampedusa

Los equipos de emergencia han encontrado unos 40 cuerpos de los inmigrantes que viajaban a bordo del barco que ha naufragado frente a las costas de la isla italiana de Lampedusa, que se sumarían a los 94 muertos confirmados hasta ahora, entre ellos una mujer embarazada y dos niños.

A ellos habría que sumar más de 200 desaparecidos, tras el naufragio de la barcaza en la que viajaban unas 500 personas y que intentaba llegar a la isla italiana de Lampedusa, al sur de Sicilia.

La alcaldesa de la isla, Giusi Nicolini informó a los medios italianos de que, entre los supervivientes, las fuerzas del orden han detenido a una persona que creen puede ser el traficante que les llevaba.

"Se trata de una tragedia inmensa", añadió Nicolini, quien explicó que los supervivientes han relatado que llevaban varias horas en alta mar y que no conseguían llamar para ser rescatados por lo que decidieron encender un fuego para ser localizados.

La barcaza después se incendió, muchos inmigrantes tuvieron que arrojarse al mar y posteriormente volcó, agregó la alcaldesa.

"De este modo, han terminado todos en el agua y al parecer algunos pesqueros han pasado y han seguido su camino sin ayudarles", ha añadido el alcalde, subrayando que "si esto es cierto, habrá que aclararlo". Asimismo, en declaraciones a Rainews 24, ha manifestado su pesar y su impotencia por esta "tragedia terrible".

"ES UN HORROR"

"Es un horror. No dejan de llegar barcos y descargar muertos. Los medios de comunicación tienen que venir a ver esto. Es impresionante", agregó la alcaldesa entre lágrimas mientras hablaba por teléfono con algunas televisiones.

El responsable de la Agencia Sanitaria de Palermo, Antonio Candela, que coordina las operaciones de asistencia a los inmigrantes rescatados, informaba de que se han rescatado 150 personas, entre ellas decenas de niños, alguno de pocos meses, y mujeres embarazadas.

Candela explicó que las condiciones de los supervivientes eran buenas y que aunque algunos surgían síntomas de hipotermia ninguno había necesitado ser hospitalizado.

Los inmigrantes han explicado que proceden de Eritrea y Somalia, que eran entre 450 y 500, y que habían salido de las costas de Libia.

En la operación de rescate intervienen con varias lanchas la Guardia Costera italiana y la Policía de Finanza y Fronteras italiana (Guardia di Finanza), pero también pesqueros y barcas privadas.

Durante la noche había llegado a la isla una barcaza con 463 inmigrantes indocumentados a bordo, que fueron trasladados al centro de acogida de Lampedusa, que empieza a desbordarse ya que ayer estaba al máximo de su capacidad, 700 personas.

Se trata de una nueva tragedia de la inmigración en las últimas semanas, después de que trece indocumentados fallecieron el pasado 30 de septiembre después de haber sido obligados por los traficantes a saltar de la barcaza en la que viajaban a pesar de que no sabían nadar y había un fuerte oleaje.

El grupo de 200 inmigrantes fue obligado a tirarse al mar a pocos metros de playa del "Pisciotto" de la localidad de Scicli, en la provincia de Ragusa, Sicilia.

El pasado 10 de agosto, otros seis indocumentados, entre ellos un menor de edad, fallecieron al intentar alcanzar a nado la costa de Sicilia tras haber encallado el pesquero en el que viajaban junto a un centenar de inmigrantes procedentes de Siria y Egipto.

EL PAPA: "ES UNA VERGUENZA"

El papa Francisco exclamó "sólo me viene la palabra vergüenza, es una vergüenza" para referirse al naufragio registrado cerca de la isla de Lampedusa.

Al término del discurso a los participantes en el convenio sobre el aniversario de la encíclica "Pacem in Terris", el papa afirmó que "hablando de crisis, hablando de la inhumana crisis económica mundial, que es un síntoma grande de la falta de respeto por el hombre, no puedo dejar de recordar con gran dolor las numerosas víctimas del enésimo trágico naufragio ocurrido hoy cerca de Lampedusa, añadió. "Recemos junto a Dios por los que han perdido la vida, hombres, mujeres, niños, por los familiares y por todos los inmigrantes. Unamos nuestros esfuerzos para que no se repitan tragedias similares. Sólo una decidida colaboración de todos puede ayudar a prevenirlas", dijo a los presentes.

El primer viaje que hizo Francisco como papa fue a la isla de Lampedusa el pasado mes de julio en el que quiso mostrar al mundo el drama de la inmigración.

Tambien el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, lamentó hoy la tragedia causada por el naufragio de una barcaza de inmigrantes frente a las costas de la isla italiana de Lampedusa, lo que consideró "otra llamada de atención" sobre la migración.

El primer ministro, Enrico Letta, anunció en Twitter que, tras la "inmensa tragedia", ha hablado con el viceprimer ministro, Angelino Alfano, y ambos tienen previsto viajar al lugar del desastre.

La presidenta de la Cámara de los Diputados, Laura Boldrini, que anteriormente fue portavoz de ACNUR en Italia, denunció la falta de medidas ante estas situaciones: "Lo más sorprendente es el hecho de que desde hace años somos testigos de tragedias idénticas, nos conmueven, pronunciamos palabras de sincera emoción, pero sin encontrar soluciones", dijo.