Más de 250.000 inmigrantes habrán cruzado el Mediterráneo a finales de este mes

Las fronteras del sur de Europa muestran la peor cara de la inmigración. Con el mediterráneo convertido en un cementerio.

Pese a que el número de inmigrantes que mueren en el intento de alcanzar una nueva vida, no para de crecer. Cada vez hay más personas dispuestas incluso a morir, por conseguir un futuro.

MEDIO CENTENAR DE FALLECIDOS A POCAS MILLAS DE LA COSTA DE LIBIA

Son al menos 49 personas las fallecidas, probablemente por asfixia, cuando iban a bordo de un pesquero que fue avistado ayer en situación de dificultad por la Marina Militar italiana a pocas millas de la costa de Libia, en la que es la última tragedia ocurrida en el Mediterráneo.

Así lo confirmó hoy a Efe una fuente de la Guardia Costera italiana que explicó que esos cadáveres, así como las 312 personas rescatadas con vida en la misma intervención desembarcarán previsiblemente mañana en el puerto de Catania, en Sicilia (sur de Italia).

La Guardia Costera informó de que en estos momentos los 312 rescatados y los cuerpos de los inmigrantes muertos se encuentran a bordo de la nave noruega Siem Pilot, dentro de la operación Tritón, junto con otras 103 personas que fueron auxiliadas ayer por la nave alemana Werra.

La llegada a Italia de todos ellos estaba prevista que se produjera a lo largo de hoy, pero razones meteorológicas están dificultando su traslado.

Además, los guardacostas confirmaron que esta mañana han llegado al puerto siciliano de Augusta más de 400 inmigrantes socorridos en las últimas horas en el Mediterráneo.