Cuatro heridos en una fuerte explosión en la planta nuclear de Fukushima

Cuatro heridos en una fuerte explosión en la planta nuclear de Fukushima

Una fuerte explosión causó hoy cuatro heridos en la central nuclear de Fukushima (norte de Tokio), donde el nivel de radiactividad había aumentado de forma alarmante tras el devastador seísmo que sacudió ayer Japón.

Según los medios japoneses, que citan a la empresa eléctrica TEPCO y la Agencia de Seguridad Nuclear de Japón, la explosión se produjo a las 15.36 hora local (06.36 GMT), al parecer cuando un equipo trataba de enfriar un reactor nuclear de la planta número 1.

La cadena de televisión NHK asegura que el techo y las paredes del edificio que albergaba el reactor se han desplomado.

El seísmo que golpeó ayer la zona había dañado el sistema de refrigeración de la central, que paralizó su actividad sin que ello impidiera el aumento de la presión en el reactor nuclear.

Los cuatro heridos han sido traslados a un hospital de la zona, según fuentes de Tokyo Electric Power (TEPCO), la compañía que opera la planta, que no ha dado aún información sobre su estado.

El suceso se produjo poco después de que los responsables de la planta nuclear de Fukushima anunciaran que habían logrado reducir la presión en el reactor.

En un radio de 10 kilómetros alrededor de las instalaciones nucleares el Gobierno había ordenado hoy la evacuación de cerca de 45.000 residentes, mientras la víspera se evacuó a 3.000 personas en un radio de tres kilómetros.

Abierta en 1961, la planta número 1 de Tokyo Electric Power en Fukushima, con el nombre de Daiichi, está situada a unos 270 kilómetros al noreste de Tokio y actualmente contaba con permiso para continuar activa hasta el año 2021.

El terremoto de ayer, de 8,8 grados en la escala abierta de Richter, llevó a paralizar las once centrales nucleares situadas en las zonas más afectadas, como establecen las normas niponas ante este tipo de sucesos

Japón niega que exista peligro tras la explosión en la central de Fukushima

La explosión registrada este sábado en la central nuclear de Fuhushima no ha tenido su origen en el reactor de la planta sino que se ha debido a "vapor de agua que era parte del proceso de refrigeración", según ha aclarado el portavoz del Gobierno japonés, Yukio Edano.

En este sentido, ha subrayado que la deflagración no ha provocado la emisión de gases nocivos a la atmósfera, según recoge la cadena estadounidense CNN.

La agencia nuclear de Japón ya había descartado que la explosión hubiese dañado la estructura de protección de su reactor, según informaron fuentes de la organización a la agencia de noticias oficial Kiodo. "Cualquier daño sobre la protección del reactor es enormemente improbable", citó el medio.

Sin embargo, y como nueva medida preventiva, el área de evacuación respecto de las dos plantas nucleares de Fukushima ha sido ampliada hasta los 20 kilómetros después de la explosión registrada esta mañana en una de las centrales, según informa la cadena estatal NHK.