La gendarmería francesa informa de que no hay desaparecidos en la avalancha

La Gendarmería francesa ha informado de que no hay desaparecidos por el suceso que costó la vida a nueve alpinistas por una avalancha en el Mont Blanc, en los Alpes franceses.

Un portavoz del Pelotón de Gendarmería de Alta Montaña de Chamonix dijo a Efe que Dos españoles que se sospechaba podrían haber desaparecido "habían anulado su salida" y que otros dos montañeros eligieron un itinerario diferente.

El resultado del suceso se limita por lo tanto a las nueve víctimas mortales de los que se informó anteriormente, entre ellos dos ciudadanos españoles. Además, resultaron muertos tres británicos, tres alemanes y un suizo.

UN BOMBERO MADRILEÑO, UNA DE LAS VÍCTIMAS

El jefe del Grupo Especial de Rescate en Altura (GERA) de los Bomberos de Comunidad de Madrid, Joaquín Aguado, ha fallecido este jueves a causa de una avalancha cerca de Chamonix, en el Mont-Blanc francés, según ha confirmado a Europa Press un portavoz de la Consejería de Presidencia y Justicia.

Asimismo, han señalado que viajaba junto a otro compañero del Cuerpo de Bomberos, pero no han podido precisar por el momento su situación. Fuentes del Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación de España han indicado a Europa Press que en el alud han perdido la vida dos ciudadanos españoles y al menos otras siete personas, cuya nacionalidad aún no se ha podido precisar.

Joaquín Aguado tenía 51 años y había ingresado en el Cuerpo de Bomberos de la Comunidad en 1980. Llevaba desde 2009 siendo jefe del Gera y jefe del parque de Navacerrada.

Fuentes de la Comunidad de Madrid han confirmado esta mañana que una de las víctimas mortales del alud registrado en el Mont Blanc es el suboficial Joaquín Aguado Maruny, de 51 años recién cumplidos, que se había desplazado a Francia con otro compañero del cuerpo. El fallecido había ingresado en los bomberos de la Comunidad de Madrid en 1980. Llevaba unos tres años como jefe del parque de Navacerrada y del Grupo Especial de Rescate en Altura (GERA), especializado en personas desaparecidos en alta montaña.

Según ha explicado su compañero y bombero Emilio Carrero, que le acompañaba en la expedición alpina, la víctima se adelantó unos metros con otros montañeros, lo que hizo que le pillara de lleno el alud. Nacido el 6 de julio de 1961 y vecino del municipio madrileño de El Boalo, Aguado estaba casado y tenía dos hijos (23 y 17 años). "Ha supuesto una gran pérdida porque era un hombre muy afable, muy abierto y muy buen compañero", han relatado algunos compañeros de servicio. Fuentes sindicales han destacado que era "muy buen profesional" y que era un especialista en crear equipos y que los bomberos trabajaran de forma unida y conjunta en las intervenciones.

"Era un líder nato y uno de los mandos más relevantes del cuerpo", han afirmado las citadas fuentes sindicales. Su hermano también está en el cuerpo de bomberos de la Comunidad de Madrid. Es cabo.

La consejera de Presidencia y Justicia, Regina Plañiol, ha transmitido esta tarde sus condolencias al Cuerpo de Bomberos de la Comunidad de Madrid tras conocerse el fallecimiento de Joaquin Aguado, jefe del Grupo Especial de Rescate en Altura (GERA), que se ha visto sorprendido esta pasada madrugada por una avalancha de nieve en Los Alpes franceses.

UN ALPINISTA CATALÁN, OTRO DE LOS FALLECIDOS

El alpinista catalán Esteve Martínez, de 38 años, un experto montañero socio de la Unión Excursionista de Sant Joan de les Abadesses (Girona), es uno de los nueve fallecidos hoy en una avalancha que se ha producido en el macizo del Mont Blanc, en los Alpes franceses.

Según ha informado la Federación de Entidades Excursionistas de Cataluña (FEEC), la avalancha, que también ha causado la muerte al jefe de rescates en altura del cuerpo de Bomberos de la Comunidad de Madrid, Joaquín Aguado, ha causado heridas también a otros ocho alpinistas, entre ellos al también catalán Guillem Ferrer, de 35 años, que ha podido ser rescatado y trasladado a un hospital. Las mismas fuentes han señalado que las primera informaciones apuntan a que su estado no es grave.

Un tercer miembro de la Unión Excursionistas de Sant Joan de les Abadesses, Toni Trilla, se ha salvado de la avalancha porque se ha quedado en el refugio porque tenía problemas físicos en una pierna.

El alud se ha producido hacia las cinco de la madrugada a 4.345 metros de altura, cuando había una veintena de alpinistas iniciando el ascenso a la cima del Mont Blanc por la ruta denominada de los cuatro mil.

Según la FEEC, las primeras informaciones apuntan a que la causa del alud podría haber sido la rotura de una placa de viento después de la acumulación de nieve y el incremento de las temperaturas en los últimos días.

Los responsables de la FEEC han trasladado su pésame a los familiares, amigos y compañeros de los fallecidos, entre los que hay también dos alpinistas alemanes y dos suizos.

Según ha explicado a EFE el presidente de la Unión Excursionista de Sant Joan de les Abadesses, Jordi Miguel, Martínez era "un experto montañero que contaba incluso con el título de formador".

Miguel ha confirmado que la víctima se hallaba en el momento del accidente junto a Guillem Ferrer, que ha resultado herido en la avalancha y trasladado a un centro hospitalario.