Las fuerzas de Ouattara se lanzan al asalto del palacio de Gbagbo

Las fuerzas de Ouattara se lanzan al asalto del palacio de Gbagbo

Las fuerzas del presidente electo de Costa de Marfil, Alassane Ouattara, se lanzaron este miércoles al asalto de la residencia de Laurent Gbagbo, según indicó el portavoz de aquél, Affoussy Bamba, al canal de televisión "France 24". Las tropas republicanas "están en el interior de la residencia presidencial para capturar a Laurent Gbagbo", aseguró Bamba, quien indicó que el presidente saliente será entregado a Ouattara para ser juzgado por diferentes delitos que se le imputan.

El portavoz del presidente electo indicó que todavía no se ha encontrado a Gbagbo pero que sus tropas "no van a tardar" en hacerlo. Bamba aseguró que el asalto se decidió después de que se constatara que las negociaciones con el presidente saliente para lograr su rendición no daban resultado. "Cuando ha tenido un poco de oxígeno ha vuelto a actuar de forma habitual, tratando de ganar tiempo", indicó el portavoz.

"Todas las discusiones posibles se han hecho. Ayer él hablaba de alto el fuego, hemos buscado negociar, pero no ha habido resultados. No tenemos elección, nos obliga a tratar de capturarle", agregó. Añadió que los soldados de Ouattara encontraron en la residencia presidencial multitud de armamento pesado, que tienen previsto destruir en aplicación de la resolución 1.975 de la ONU.

LAURENT GBAGBO SERÁ ENTREGADO A OUATTARA

El portavoz indicó que el presidente saliente será entregado a Ouattara y puesto a disposición de la justicia, donde responderá de diversos cargos, como el de golpe de Estado. "No es el presidente de Costa de Marfil, no debió mantenerse en el poder como ha hecho. Puede ser acusado de golpe de Estado para mantenerse en el poder", aseguró.

Además, estudiarán su responsabilidad en "las matanzas" que se han producido en el país en los últimos cuatro meses, desde las elecciones de noviembre pasado en las que se negó a admitir su derrota. Bamba recordó que algunas organizaciones humanitarias, como Human Rights Watch, le acusan de crímenes contra la humanidad.

Para el portavoz de Ouattara, el Gobierno está "obligado" a llevar a Gbagbo ante la justicia porque "para poder iniciar la reconciliación del país deben ser juzgados los culpables y reconocidas las víctimas".

En este sentido, Bamba lanzó un llamamiento a los fieles del presidente saliente para que "recobren la razón", abandonen "su discurso anacrónico" y reconozcan a Ouattara.