Al menos 5 civiles muertos en un aparente bombardeo de la OTAN en Trípoli

Al menos 5 civiles muertos en un aparente bombardeo de la OTAN en Trípoli

El bombardeo esta madrugada de una residencia en el sur de Trípoli ha causado al menos cinco muertos, según pudieron comprobar los corresponsales extranjeros que fueron trasladados al lugar por las autoridades, que atribuyeron los fallecimientos a los ataques de los aviones de la OTAN.

Según informó desde el lugar bombardeado el corresponsal del "The New York Times", dos cadáveres fueron extraídos entres las ruinas y en el Hospital Central de Trípoli los funcionarios mostraron otros tres cuerpos sin vida, incluidos un niño y un lactante, que los funcionarios libios aseguraron habían muerto en ese bombardeo.

La agencia estatal libia Jana indicó que los ataques esta madrugada sobre la capital libia tuvieron como objetivo el barrio popular de El Arada donde murieron tres personas y numerosas más resultaron heridas.

El viceministro de Asuntos Exteriores, Khaled Kaim, aseguró por su parte que el número de muertos en los bombardeos en esta vivienda era de siete, cinco de ellos miembros de una misma familia.

El cuartel general de la OTAN en Bruselas, hasta el momento, no ha contestado a las reiteradas llamadas de Efe para conocer su versión.

La OTAN ha reiterado cuando ha sido acusada por el régimen libio de atacar a civiles en los bombardeos sobre el país que sus objetivos son militares, aunque hoy aún no se ha pronunciado al respecto.

El diario neoyorquino precisa que es la primera vez en varios meses que los funcionarios que conducen a los periodistas internacionales a los lugares elegidos por el régimen para mostrar los resultados de los ataques de la OTAN enseñan algo con evidencias creíbles de lo que parecen ser víctimas civiles.

Aunque el Gobierno del coronel Muamar al Gadafi ha denunciado insistentemente esas supuestas muertes, recuerda el rotativo neoyorquino, nunca habían exhibido cadáveres o datos que avalasen fehacientemente dichas acusaciones.

El lugar atacado, que no presenta ninguna muestra de tener uso militar, está situado en la zona de Zuk al Yuma, un barrio conocido por que en él residen numerosos opositores al régimen de Gadafi, según "The New York Times".

El portavoz gubernamental Musa Ibrahim, que condujo al lugar siniestrado a los corresponsales, calificó la operación militar de "bárbara" y acusó a la OTAN de "atacar deliberadamente a los civiles".

Musa se preguntó ante los periodista que si era así como la OTAN protegía a los civiles y si eso era democracia y libertad para Libia.

El mencionado portavoz libio desmintió que hubiese instalaciones militares en el lugar o en sus inmediaciones y explicó que en el edificio de dos plantas habitaban cinco familias.

Algunos vecinos, que aseguraron ser contrarios al régimen, citados por el rotativo estadounidense, confirmaron el relato de los funcionarios gadafistas.

No obstante, precisa el diario, los periodistas desplazados al lugar no encontraron restos de bomba alguna.

La OTAN reconoció haber bombardeado el pasado jueves por error a una columna de rebeldes libios en las inmediaciones de Brega, la vila portuaria y petrolera situada al este del país y donde se ha estabilizado el frente de guerra, con el resultado de seis muertos.

Jana informó de que además del barrio de El Arada, la pasada noche los aviones de la OTAN atacaron instalaciones "civiles y militares" en el barrio de El Fernadj, que ya había sido bombardeado el martes y el miércoles.

La OTAN investiga el bombardeo mortal de esta madrugada en Trípoli

La OTAN ha abierto una investigación sobre el bombardeo esta madrugada de una residencia en el sur de Trípoli que ha causado al menos cinco muertos y que corresponsales extranjeros atribuyen a aviones de la propia Alianza.

"Se abrirá una investigación como es protocolo", dijo una fuente de la organización, que añadió no querer realizar "ningún comentario adicional en este momento hasta que se certifique" lo ocurrido.

En un comunicado, la Alianza señala que "lamenta todas las muertes" y que "está haciendo todo lo posible por proteger a la población civil de la violencia del régimen de Muamar al Gadafi".

La OTAN "sentiría un gran pesar si resulta que las muertes en el bombardeo son fruto de una de sus acciones dentro de la operación 'Unified Protector'", añade el texto.

Funcionarios del Hospital Central de Trípoli confirmaron que al centro llegaron tres cuerpos sin vida, incluido el de un niño y un lactante que habían muerto en ese bombardeo.

Además, un corresponsal de "The New Times" ha dicho haber visto extraer de las ruinas de la residencia los cadáveres de otras dos personas