Se celebra hoy la vista preliminar sobre el naufragio del "Costa Concordia"

naufragio crucero
naufragio crucero

En la ciudad de Grosetto, en Italia, ha comenzado la vista preliminar del naufragio del Costa Concordia que ha costado la vida a 25 personas además de 7 desaparecidos.

Cerca 800 personas entre abogados, fiscales, y testigos han pedido asistir a la audiencia. Entre los acusados, el capitán del barco, Francesco Schettino a quien se le acusa de homicidio, naufragio y abandono de la nave y que por estar bajo arresto domiciliario ha sido la gran ausencia de la jornada de hoy.

Por el momento solo se conoce que hoy los fiscales y los abogados de los nueve investigados, así como los representantes de los náufragos y de la naviera Costa Cruceros, que se ha constituido como parte afectada, designarán a los peritos para analizar el contenido de la caja negra.

La audiencia se realizará a puerta cerrada y por tanto las decenas de periodistas llegados también de otros países se han tenido que instalar en el exterior y toda las calles aledañas han sido cortadas y la zona está vigilada por las fuerzas del orden por motivos de seguridad.

Además de Schettino, al que la fiscalía de Grosseto investiga bajo los cargos de homicidio, naufragio y abandono de la nave, resultan también investigados su segundo en el puente de mando, Ciro Ambrosio, y otros cuatro oficiales Andrea Bongiovanni, Roberto Bosio, Silvia Coronica y Salvatore Ursino.

Así como también los fiscales investigan a tres dirigentes del Costa Cruceros: el vicepresidente ejecutivo de operaciones de la flota, Manfred Ursprunger, así como al jefe de la Unidad de Crisis, Roberto Ferrarini, y al superintendente de la flota de la nave, Paolo Parodi.

A estos últimos son sospechosos de homicidio culposo, naufragio y de omisión en la comunicación a las autoridades marítimas.

El "Costa Concordia" naufragó el pasado 13 de enero cuando viajaba con 4.229 personas a bordo, en aguas de la isla italiana del Giglio, tras colisionar con un escollo.

La naviera admitió que el naufragio se produjo después de que Schettino, actualmente en arresto domiciliario, se acercara a la costa de la isla variando la ruta establecida.