Los captores de Foley pidieron 100 millones de euros por su liberación

Ejecucion de Foley
Ejecucion de Foley |Telemadrid

Los yihadistas del Estado Islámico (EI) enviaron un correo electrónico a la familia del periodista estadounidense James Foley alertándole de su inminente ejecución una semana antes de hacer público el vídeo de su decapitación en Siria, donde estaba secuestrado desde noviembre de 2012.

El GlobalPost, uno de los medios para los que colaboraba el periodista, publicó este jueves el correo electrónico integro que la familia de Foley recibió el martes 12 de agosto y en el que los yidadistas anunciaron que lo asesinarían. "Vosotros y vuestros ciudadanos pagaréis el precio de vuestros bombardeos. El primero de los cuales será la sangre del ciudadano estadounidense James Foley", escribieron en el mensaje.

En el correo electrónico, publicado con la autorización de la familia, los yihadistas especificaron además que el periodista "será ejecutado como consecuencia directa" de la reciente intervención en Irak, donde Estados Unidos lleva más de una semana de ataques "selectivos" sobre posiciones del EI en la zona norte. El GlobalPost explicó en el artículo que acompaña al mensaje de los yihadistas que no es cierto, como aseguran, que a la familia se le dieron "muchas oportunidades de negociar" la liberación de Foley.

100 MILLONES

El periodista fue secuestrado en noviembre de 2012 y desde entonces su familia no supo nada de él hasta que el 26 de noviembre de 2013 recibieron un mensaje de sus captores en el que pedían dinero rápido a cambio de su liberación. En concreto, una cantidad de 100 millones de euros (132 millones de dólares), al tiempo que exigían la liberación de varios prisioneros yihadistas en Estados Unidos. La segunda y última vez que la familia del periodista tuvo noticias de sus captores fue el pasado día 12, tan sólo una semana antes de que trascendiera la noticia de su muerte, el día 19.

CAPTURA Y EJECUCIÓN

Foley fue secuestrado cuando se dirigía a la frontera con Turquía y, aunque en un principio se pensó que estaba en manos de milicias progubernamentales, más tarde se supo que estaba retenido por los yihadistas del Estado Islámico en Siria. En el vídeo publicado este martes por los extremistas en el que se muestra su decapitación, Foley se despide de su familia y acusa al Gobierno estadounidense de ser el responsable de su ejecución por la reciente intervención en Irak, donde lleva más de una semana de ataques "selectivos" sobre posiciones del EI en el norte del país.

En esas imágenes aparece otro periodista estadounidense secuestrado, Steven Joel Sotloff, cuya vida "depende de la próxima decisión de Obama", según dice en la grabación el verdugo. Pese a estas amenazas, Estados Unidos prosigue su campaña aérea contra posiciones yihadistas del Estado Islámico en el norte de Irak con nuevos ataques aéreos cerca de la estratégica presa de Mosul, dentro de la campaña iniciada para ayudar a las tropas iraquíes a repeler al EI.

ESTADO ISLÁMICO ES "MUCHO MÁS QUE UN GRUPO TERRORISTA"

Estados Unidos advirtió hoy de que los yihadistas del Estado Islámico (EI) son "mucho más que un grupo terrorista" y aseguró que valora "todas las opciones" para acabar con ellos pese a las amenazas de los radicales encarnadas en el cruel asesinato del periodista estadounidense James Foley.

"El Estado Islámico es mucho más que un grupo terrorista. Son sofisticados, tienen una sólida estrategia y están tremendamente bien financiados", afirmó hoy el secretario de Defensa de Estados Unidos, Chuck Hagel, en rueda de prensa.

Hagel, quien reiteró la intención de la Administración Obama de establecer una operación "a largo plazo", explicó que esto se debe a que el EI no puede ser considerado una amenaza pasajera, por lo que Estados Unidos continúa barajando cualquier opción para detener a los extremistas islámicos.

"La evidencia es clara, el Estado Islámico es bárbaro. Son una amenaza inminente", admitió Hagel ante los periodistas tras ofrecer sus condolencias a la familia del reportero, de 40 años, cuya decapitación fue publicada en internet por los miembros de la yihad para advertir al Gobierno estadounidense por los ataques que está llevando a cabo contra ellos en el Kurdistán iraquí.